Inter FS primer finalista de la Supercopa al derrotar a Antequera en els penals

0
113

El Movistar Inter FS se ha clasificado para la final de la Supercopa de futbol sala al derrotar en la tanda de penaltis (4-1) al UMA Antequera después que el encuentro finalizara con empate a 4 goles en un trepidante y competido partido disputado al Palau d’Esports de Alzira ante unos 1.500 espectadores. Al descanso se llegó con empate a 0 goles.

La balanza cayó del lado interista en una primera semifinal apasionante en la Supercopa de España 2023. El equipo de Pato se llevó en los penaltis el pase para pelear por su decimoquinto título en esta competición contra un BeSoccer CD UMA Antequera que vendió muy cara su piel. Tras un primer tiempo sin goles, en el segundo se desataron ambos conjuntos en un intercambio constante. Inter FS se adelantó hasta en cuatro ocasiones, pero los de Tete siempre reaccionaban y volvían a igualar. Con portero-jugador, David Velasco encontró el premio del 3-3 a dos minutos para el final, pero Cecilio, al contragolpe, devolvió la ventaja a los madrileños. A solo 17 segundos para la conclusión, Cobarro envió el partido en los penaltis, donde emergió la figura de Jesús Herrero para detener tres de los cuatro lanzamientos y clasificar a su equipo para la gran final.

La primera semifinal de la Supercopa de España 2023 enfrentaba a BeSoccer CD UMA Antequera, campeón de la última edición de la Copa del Rey, e Inter FS, clasificado como segundo de la liga regular 2021/22. En una primera mitad sin goles, se alternaron fases de claro dominio interista con otros momentos de cierto descontrol en el partido. Todo ello, con Juan Antonio Conejo, el guardameta malagueño, como principal protagonista.

En el equipo de Pato debutaban los dos fichajes invernales: Rubi Lemos, ala procedente de Levante UD FS, y el brasileño Rafael Noguera da Silva, más conocido como Fits. Acaba de aterrizar en España tras un paso breve por el Anderlecht, y su presencia se hizo notar porque era el jugador al que todos buscaban en Inter FS. Desde la posición de pívot, dejó detalles de lo que puede aportar con esos movimientos tan desequilibrantes y con ese juego de espaldas tan difícil de defender. En un gran gesto técnico, asistió a Raúl Gómez con el tacón para la primera ocasión clara del partido, detenida por Conejo.

Otro brasileño, Carlao, fabricó una de las más claras de todo el primer acto, desembarazándose de la presión de UMA con un giro sensacional, para después cruzar la cancha en conducción y cederla a Cecilio, que cruzó demasiado el disparo se le marchó al poste. A medida que pasaban los minutos, la superioridad de Inter FS era más clara, más agobiante para un rival hundido en su área e incapaz de recuperar y correr, como le gusta a Tete. A Conejo se le acumulaba el trabajo y salvaba a los suyos al detener un mano a mano de Raya y un disparo desde la frontal de Raúl Gómez. Tras una jugada embarullada que acabó con el balón en el larguero, mediado el primer tiempo, el técnico de BeSoccer CD UMA Antequera tiempo muerto. Las indicaciones de Tete sirvieron para que los suyos contuviesen al rival. Pasó el momento más delicado y el partido entró en una fase distinta, con menos posesión de Inter FS y más ida y vuelta. .

Conejo continuaba solventando el peligro de Inter FS, negándole el gol en dos ocasiones a Raya, que lo probaba desde larga distancia. También un tiro de Raúl Gómez a la media vuelta. En los minutos finales del primer acto, Jesús Herrero condujo el balón hacia campo contrario, dividiendo a la defensa, y asistió a Carlao, que falló el mano a mano. A la contra, Óscar Muñoz perdonó a pase de Alvarito con un disparo que se le escapó por encima del larguero con el portero casi batido.

Esos goles que no cayeron en los primeros veinte minutos llegaron en cascada con la reanudación del encuentro, en dos acciones a balón parado. Nada más arrancar, Inter FS aprovechó un despiste de la defensa malagueña en la defensa de un córner. Funcionó la pizarra de Pato para que Carlao, con pase hacia el segundo palo, encontrara a Cecilio libre de marca y anotara el 1-0. Pero al minuto siguiente, los madrileños cometieron una falta en una situación peligrosa. El capitán de BeSoccer CD UMA Antequera, Miguel Conde, envió el lanzamiento al fondo de la red con un disparo raso, fuerte, y ligeramente centrado, pero aun así Jesús Herrero no pudo desviarla.

En el frenesí de la segunda mitad, Jesús Herrero salvaba un mano a mano ante Pablo Ordóñez, y en el área contraria, Conejo hacía un paradón para evitar el gol de Fits. El brasileño, de nuevo generando muchísimo peligro, consiguió zafarse de su marcador y salir hacia su pierna buena, la zurda, pero no consiguió batir al guardameta. Pero poco después Inter FS sí consiguió adelantarse de nuevo, en una transición iniciada y finalizada por Drahovsky. El eslovaco se anticipó, recuperó la pelota y combinó con Raya, cuyo tiro salió rebotado y desviado por el portero. En boca de gol, demostrando su olfato de cara a puerta, apareció Drahovsky para poner el 2-1.

La semifinal estaba preciosa, con Conejo evitando males mayores para UMA, salvando una volea de Martel, un mano a mano de Sepe y un tiro de Lucas Trípodi desde lejos. Pero los de Tete no estaban muertos ni mucho menos: Carlao, con cierta fortuna, desvió un tiro de Pablo Ordóñez que se colaba en la portería tras tocar en su portero. BeSoccer CD UMA Antequera puso las tablas en el marcador por medio de su capitán, un Miguel Conde que se erigió en uno de los grandes protagonistas de la tarde en Alzira anotando un golazo: recorte impresionante, picadito, para dejar atrás a Lucas Trípodi y definición con la zurda para batir a Herrero.

Llegó un momento clave del partido: los malagueños, con la moral por las nubes, inclinaban el campo a su favor. De nuevo Miguel Conde dirigía las operaciones, transitando hacia campo contrario y asistiendo a Pablo Ordóñez, que no pudo batir a Jesús Herrero. Pero en la continuación de la acción, Fits arrolló claramente al jugador de BeSoccer CD UMA Antequera. El cuadro malagueño pidió revisión de videoarbitraje y los colegiados no dudaron en señalar el punto de penalti. Miguel Conde, en busca del hat-trick, asumió la responsabilidad, pero Jesús Herrero le detuvo el lanzamiento.

Solo unos segundos después, se pasó del posible 2-3 para los de Antequera al 3-2 para los de Torrejón de Ardoz. Además, con dosis de mala suerte porque fue en un autogol de Alvarito, que desvió hacia la portería una volea de Rubi Lemos. Con ventaja para Inter FS, las ocasiones no cesaban. A cinco minutos para la conclusión, Tete se atrevía con el juego de cinco para cuatro. El resultado, inmejorable, porque tras un tiempo muerto, David Velasco marcó el empate. El técnico de BeSoccer CD UMA Antequera dibujó la jugada, en la que Burrito la ponía al segundo palo donde, gracias a la superioridad numérica, Velasco aparecía libre de marca. Las alegrías de los universitarios se transformaron en más desasosiego cuando de nuevo se vieron a remolque a solo 50 segundos para el final. No pararon la transición ofensiva de Inter FS, Lucas Trípodi descolocó a su defensor con una pisada, disparó a puerta, Conejo la detuvo, pero Cecilio cazó el rechace y marcó el 4-3. Pero en este partido siempre había una vuelta de tuerca más. Raya cometió una falta peligrosa, vio la segunda cartulina amarilla y concedió a BeSoccer CD UMA Antequera la oportunidad de empatar. La pizarra volvió a funcionar: Miguel Conde sacó la falta, Burrito envió la pelota al segundo palo y, tras un primer intento de Pablo Ramírez, Cobarro marcó a puerta vacía para mandar la primera semifinal a los penaltis.

En la tanda, el héroe de la tarde iba a ser Jesús Herrero. El guardameta, de 36 años, detuvo tres de los cuatro lanzamientos de BeSoccer CD UMA Antequera. Solo no paró, aunque sí lo tocó, el primero, de Quique Hernando. A partir de ahí, los paró todos, a Pablo Ordóñez y A Cobarro, mientras que sus compañeros Lucas Trípodi, Cecilio, Raúl Gómez y Eric Martel anotaban los suyos. Así pues, Inter FS peleará este domingo por su decimoquinto título de Copa de España, mientras BeSoccer CD UMA Antequera se marcha de Alzira con la cabeza muy alta.