Bravo anuncia a Alzira que les obres del Palau de Justícia començaran el 9 de gener

0
251
La consellera de Justícia Gabriela Bravo durant la presentació del projecte
El lletrat Carles Aranda junt el degà del Col.legi d’Advocats d’Alzira Agustin Ferrer

Con una inversión de 19,2 millones de euros

•            La nueva sede judicial será un edificio de cinco plantas y 11.000 metros cuadrados que entrará en servicio en otoño de 2024 tras 20 meses de obras

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha anunciado que las obras del nuevo Palacio de Justicia de Alzira empezarán el próximo 1 de enero con una inversión de 19,2 millones de euros y un plazo de ejecución aproximado de 20 meses.  La consellera también ha destacado que este proyecto va a suponer «un gran impulso económico para toda la Ribera Alta» que  «da respuesta a una reivindicación histórica».

Así se ha expresado durante el acto de la firma del replanteo que se ha celebrado este viernes en Alzira y que supone el último trámite administrativo antes del inicio de las obras.

El nuevo palacio de Justicia de Alzira será un edificio de cinco plantas y un  ático para instalaciones que se ubicará en el número 35 de la avenida Luis Súñer. Tendrá más de 11.000 metros cuadrados que albergará los siete juzgados que tiene el partido judicial si bien se ha diseñado para acoger hasta trece en el futuro. Tendrá un coste de 19,2 millones de euros y abrirá sus puertas en el otoño de 2024 tras veinte meses de obras.

200 profesionales i 700 usuarios

El edificio tendrá 43 salas para distintos usos, 71 despachos y un aparcamiento de 65 plazas. Se ha diseñado con un aforo máximo de 900 personas entre los 200 profesionales que allí trabajarán y 700 personas usuarias. Además, estará dotado con los más modernos sistemas de seguridad y confort térmico, además de que será completamente accesible y sostenible.

Respecto a su distribución, en la planta baja estará el juzgado de guardia con acceso independiente 24 horas y la sala de bodas, además del vestíbulo general desde el que se accederá al Registro Civil que estará ubicado en el primer piso y a otras seis salas de vistas con accesos diferenciados. Estas salas dispondrán también de espacios de espera para testigos y dependencias especiales para que las víctimas puedan preservar su identidad.

También en la primera planta se habilitarán los espacios para la Abogacía y la Procura, el Servicio de Orientación Jurídica, la Oficina de Asistencia a las Víctimas del Delito, el Instituto de Medicina Legal, la Unidad de Valoración Integral Forense, el Gabinete Psicosocial, la Cámara Gesell y otros servicios comunes.

En el resto de las plantas hay espacio para otros trece  juzgados y las instalaciones de la Fiscalía. Además, el edificio se ha diseñado de forma flexible para que pueda ser adaptado en un futuro a los parámetros de la Nueva Oficina Judicial.

Ejemplo de colaboración entre instituciones

La consellera Bravo ha destacado que este proyecto es «un ejemplo de colaboración entre instituciones» ya que la Conselleria de Justicia y el Ayuntamiento de la capital de la Ribera Baja «han trabajado de manera coordinada y en permanente contacto» para «diseñar el mejor palacio de Justicia posible para Alzira».

Para la consellera, con este proyecto «se da respuesta a una reivindicación histórica y, además, se soluciona el problema enquistado de la dispersión de las sedes de este partido judicial» que comprende 23 municipios y una población de 138.000 habitantes que necesitan «unas instalaciones para este servicio público esencial que sean dignas, modernas, accesibles y sostenibles. En definitiva, las que merece la ciudadanía» ha concluido Gabriela Bravo.