Mig centenar d’alumnes de l’Escola Oficial d’Idiomes d’Alzira critiquen el canvi d’horari

0
362
Me llamo María Cuenca López y soy estudiante de la Escuela Oficial de
Idiomas de Alzira. Me dirijo a usted porque alrededor de 50 alumnos de alemán e italiano nos hemos visto gravemente afectados por una decisión tomada por el Servicio de Idiomas y Programas Europeos (SIPE), dos meses después de haber empezado el curso, que ha consistido en un cambio de horario que nos imposibilita a muchos de nosotros continuar asistiendo a las clases o, como mínimo, el no poder acudir a la mitad de las horas ofertadas anualmente.
La Dirección de la Escuela, el profesorado y los alumnos hemos luchado por que el inspector de educación de la zona y el SIPE comprendiesen el desbarajuste ocasionado en las vidas de los estudiantes. No obstante, han  ignorado nuestros argumentos y acciones y, respaldándose en una normativa que no se aplica a todos por igual, nos han dificultado el acceso a la educación.
Por este motivo, acudo a usted para que nos ayude a dar voz a esta injusticia que ha provocado que algunos alumnos renuncien a un año de estudios e, incluso, a la posibilidad de obtener un Certificado de Nivel Oficial que, a su vez, necesitan para progresar en su carrera académica o profesional.