On hi ha treball a la Comunitat Valenciana?

0
162

 

A pesar de la tasa de paro valenciana (14,4% según la última EPA), el 52,9% de los directores/as de recursos humanos de nuestro país reconoce tener problemas a la hora de reclutar talento para su compañía, porcentaje que, si bien sigue siendo muy alto, supone un descenso de 28 puntos porcentuales con respecto al año anterior.

 

Según la última Encuesta de Población Activa, en la Comunidad Valenciana la tasa de paro se sitúa en un 14,4%. Aunque elevada aún, es dos puntos porcentuales menor que la que la autonomía mostraba hace un año.

 

Sin embargo, paradójicamente, el 52,9% de los directores/as de recursos humanos de nuestro país reconoce tener problemas a la hora de reclutar talento para su compañía, porcentaje que, si bien sigue siendo muy alto, supone un descenso de 28 puntos porcentuales con respecto al año anterior.

 

Y es que los ERTES, el aumento de la tasa de paro durante los meses más duros de la pandemia, las restricciones de horarios y movilidad, y la incertidumbre hicieron que cayesen las contrataciones y que los candidatos estuviesen más dispuestos a moverse de sector o a trabajar desempeñando otras funciones o con otras condiciones. Aun así, en algunos ámbitos sigue siendo patente la dificultad para casar oferta y demanda de trabajo. Por ejemplo, en la Comunidad Valenciana, existen varios sectores donde reclutar candidatos es especialmente arduo, lo que convierte a esos perfiles en los profesionales ideales para las empresas.

 

En este contexto, Adecco, líder mundial en gestión de recursos humanos, de la mano de su división Adecco Staffing (que ofrece soluciones de trabajo temporal, selección directa, RPO, estructuras onsite, formación y consultoría de RRHH) quiere mostrar qué sectores de actividad están buscando candidatos de forma más intensa en cada autonomía y lo presenta en su Informe Adecco sobre Perfiles más demandados.

 

Si bien cada autonomía tiene sus peculiaridades, hay ciertos perfiles que se están viendo más afectados por esta escasez a nivel general en todo el país. Es el caso de los/as profesionales del ámbito IT (que llevan años siendo los puestos más difíciles de cubrir); personal sanitario (si bien siempre han sido profesionales muy buscados, con el estallido de la crisis sanitaria son más demandados que nunca a cualquier nivel: auxiliares, DUES, médicos/as, técnicos/as de laboratorio en la parte de Lifescience…); perfiles técnicos y/o con titulación de FP asociados al desarrollo de la Industria como electromecánicos/as, carretilleros/as, soldadores/as, oficios, operarios/as para el sector de la alimentación, técnicos/as de calidad y de mantenimiento; perfiles cualificados asociados al desarrollo de los Servicios como comerciales y administrativos/as con idiomas, teleoperadores/as, y personal de hostelería (este mismo verano pudo verse la falta de personal cualificado para cubrir la alta demanda de puestos que la campaña de verano trajo asociada); y también, en general, ingenieros/as. De hecho, muchos de estos perfiles gozan de lo que técnicamente se denomina pleno empleo.

 

Detrás de esta carencia existen varias razones que explican la situación y que tienen diferente origen y ámbito de actuación. Por ejemplo, la escasez de perfiles cualificados y bien formados en ciertos ámbitos (la Formación Profesional tiene una alta demanda, muy por encima de la oferta existente, por ejemplo y ya es más solicitada en las ofertas de empleo que las titulaciones universitarias), los turnos cambiantes para determinados puestos, el dominio de idiomas -cada vez más se solicita el conocimiento de una tercera lengua-, la búsqueda de candidatos muy especializados, y los salarios poco competitivos en algunas regiones y para posiciones concretas están provocando esta escasez de talento que en algunas autonomías es crítica.

 

En este contexto, para todas aquellas personas que están planteándose su futuro laboral, así como para aquellas en situación de desempleo que quieren reorientar su carrera profesional, en este informe encontrarán aquellos perfiles que las empresas necesitan incorporar, la mayoría de los cuales gozan de pleno empleo o tienen un índice de inserción laboral muy elevado. Son los perfiles que más están demandando las empresas en estos momentos de manera más urgente y con mayor volumen de demanda.

 

Los sectores y perfiles con más tirón en la Comunidad Valenciana

 

En la región, son once los sectores que cuentan con posiciones difíciles de cubrir actualmente y que más mano de obra están reclamando.

 

En primer lugar, podemos hablar del sector IT, sector con escasez de talento por excelencia, donde escasean múltiples perfiles: programadores/as (en diferentes lenguajes y aplicaciones), ingenieros/as TIC, técnicos/as en redes y en programación, diseñadores UI/UX, desarrolladores/as Fullstack, técnicos/as CAO y posiciones similares…

 

El principal obstáculo en la región para cubrir estas posiciones es el alto perfil cualificado del que se trata. Los perfiles IT tienen en común la necesidad de tener una formación superior (ya sea ingeniería, grado o Formación Profesional) muy específica y en constante evolución, son escasos en el mercado, gozan prácticamente de pleno empleo y forman parte de un prototipo de candidato que trabaja por proyectos, de ahí la dificultad para captar nuevos profesionales. Además, esta dificultad no es exclusiva de la región, en cualquier punto de la geografía española hay escasez de este tipo de profesionales.

 

En segundo lugar, está el sector sanitario. La situación de emergencia sanitaria y la saturación de los centros de atención primaria en la sexta ola han agravado la escasez de todo tipo de profesionales de este ámbito, desde auxiliares de enfermería a médicos/as y técnicos/as de laboratorio, aunque la escasez es más pronunciada aún cuando se trata de contratar enfermeros/as.

 

El sector agrario es otro de los que busca continuamente trabajadores en la Comunidad Valenciana. Las campañas hortofrutícolas en diferentes puntos de la región y en distintos momentos a lo largo del año -sirva como dato que la autonomía valenciana representa el 19% de la producción hortofrutícola del país, según datos del Ministerio de Agricultura- hace que se busquen con asiduidad peones especializados/as como recolectores/as y capataces/zas y operarios/as (fundamentalmente maquinistas) pero también, para los laboratorios y departamentos de calidad de las empresas de manipulado de frutas, se buscan técnicos/as de laboratorio y técnicos/as de calidad.

 

La alimentación es otro de los sectores que demanda mano de obra constantemente en la región. Los perfiles más buscados para esta industria son varios y se centran en áreas y departamentos muy variados dentro del sector. Van desde operarios/as cualificados para línea de producción a especialistas en Marketing y ventas, pasando por técnicos/as de calidad, perfiles más comerciales como KAM, o ingenieros/as de procesos alimentarios y operarios/as especializados.

 

Cuando se habla de escasez de talento en el sector industrial hay varios perfiles que destacan por encima de los demás, casi independientemente de la rama de actividad: electromecánicos/as, expertos/as en digitalización de procesos (LEAN, Agile…), operarios/as especializados, ingenieros/as de diferentes ramas, y especialistas en seguridad e higiene. En este caso, la carencia de talento viene motivada por una mezcla entre los pocos profesionales cualificados y con experiencia que existen, necesarios para que no cese la actividad de las empresas, y la alta movilidad de estos perfiles por motivos salariales. Necesidades que se replican en la automoción, por ejemplo, donde además faltan técnicos/as de calidad.

 

Y si bajamos a ramas de actividad concretas dentro de la industria, por ejemplo, el sector logístico y portuario está demandando perfiles como carretilleros/as (frontal, lateral, retráctil), controladores/as de tráfico, controladores/as de flotas y operarios/as especializados. Estas profesiones tienen mayor demanda que oferta por lo que siempre son puestos muy buscados en la autonomía. Algo similar ocurre en el llamado sector delivery o last mile, donde faltan repartidores/as, conductores/as y mensajeros/as.

 

El sector cerámico, clave en la región -supone el 1,1% del empleo en la Comunidad Valenciana y cerca del 9% en la provincia de Castellón, también demanda continuamente mano de obra: desde perfiles más industriales como electromecánicos/as, ingenieros/as, técnicos/as y operarios/as especializados a perfiles comerciales, especialmente con dominio de idiomas.

 

Por último, la industria farma-química sigue buscando técnicos/as de laboratorio con frecuencia y el sector textil, también con gran peso en la región (de calzado, cuero, etc.), necesita incorporar operarios/as especializados.