La Generalitat millora la qualitat acústica d’Alzira al voltant de la CV-50

0
203

Obras Públicas mejora la calidad acústica en el entorno de la CV-50 en Alzira

– La actuación cuenta con una inversión de la Generalitat de 700.000 euros y el plazo de ejecución es de seis meses
– Se ha modificado el pavimento y se han instalado pantallas acústicas en el entorno del Centro de Salud «Alzira I» y en el núcleo de Les Barraques

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha finalizado las obras para mejorar la calidad acústica en el entorno de la CV-50 en Alzira. Con una inversión de cerca de 700.000 euros, esta actuación viene a solucionar los problemas de contaminación acústica que se producían a lo largo de cerca de tres kilómetros de vía.

Según ha explicado el conseller Arcadi España, «desde la Conselleria hemos buscado con esta actuación, una doble finalidad, por un lado, la modificación de las características del pavimento y, por otro, la instalación de pantallas acústicas integradas en el entorno del Centro de Salud «Alzira I», del barrio Les Basses y en el núcleo de Les Barraques».

Para el titular de Obras Públicas, «la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas depende mucho de la calidad de su entorno y la contaminación acústica es uno de los factores que más puede devaluar la vida cotidiana».

En este sentido, ha añadido que «al trabajar por mitigar, en lo posible, los niveles sonoros que soporta la población estamos poniendo las infraestructuras al servicio de las personas, uno de los principales compromisos del Gobierno valenciano».

Las obras han consistido en la ejecución de pavimento fonoabsorbente en distintos tramos de la CV-50 y en la instalación de pantallas acústicas de hormigón fonoabsorbente en el margen derecho de la carretera en el entorno del paso superior de la CV-4105, en la rampa de bajada del paso superior sobre la CV-4105, así como otra en el entorno del núcleo de Les Barraques.

Igualmente se ha realizado un tratamiento estético de las superficies de las barreras para reducir el impacto visual y que haya una correcta integración en el entorno urbano. Del mismo modo, se ha dado un tratamiento paisajístico que permite minimizar el impacto visual de las barreras acústicas.

El entorno urbano del municipio de Alzira está circundado por la carretera CV-50, con un alto grado de circulación de vehículos que provocan un determinado nivel de ruido. Tras haber realizado la Conselleria los estudios correspondientes, ha considerado necesario adoptar medidas para solucionar estos problemas de contaminación acústica detectados.