La Ribera perdrà 150 sanitaris si Sanitat no renova els contractes segons CSIF

0
230

CSIF alerta del deterioro en la atención que se producirá en los departamentos de salud con la pérdida de 3.251 profesionales a partir del 31 de mayo

La Ribera descenderá de 408 a 260, con una caída de 116 a 60 en enfermeros de unidad hospitalaria

  • El sindicato avisa que en el General de Alicante afecta a más de 400 refuerzos; en La Fe, en 350, y en Castellón, en 305

 

El sindicato CSIF advierte del grave deterioro en la atención en los diferentes departamentos de salud que se producirá en la Comunidad Valenciana con el cese de 3.251 profesionales de la sanidad a partir del 31 de mayo, cuando pasarán de 9.301 a 6.050 los denominados contratos covid. La central sindical pide a Conselleria que rectifique y renueve todos los contratos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señala que la decisión definitiva de Conselleria de Sanitat afecta a todos los departamentos. Por ejemplo, en la provincia de Valencia, en el departamento Clínico-Malvarrosa baja de 586 a 425 la cifra de contratos de refuerzo. En este caso, por ejemplo, pierde 19 enfermeros de unidad hospitalaria, 45 técnicos de enfermería en unidad hospitalaria (de 97 a 52) o 40 celadores de atención directa al enfermo (de 62 a 22).

CSIF continúa señalando que el departamento Hospital General de Valencia desciende de 199 a 154 contratos asignados y pasa, por ejemplo, de 17 a 10 médicos de familia o de 34 a 14 técnicos auxiliares de enfermería en consultas externas. El Doctor Peset baja de 293 a 265 efectivos, que se plasma en una reducción de 42 a 30 en la cifra de técnicos auxiliares de enfermería en unidad hospitalaria o de 11 a 7 en técnicos cuidados auxiliares de enfermería en servicios especiales.

La central sindical avisa del drástico recorte en el departamento Hospital General de Alicante, ya que pasa de 979 a 535 contratos covid, con un descenso de enfermeros en unidad hospitalaria de 258 a 140, de 70 a 20 celadores de atención directa al enfermo, de 64 a 19 de enfermeros de servicios especiales, de 134 a 69 de TCAEs de hospital o de 23 a 14 en médicos de familia, al igual que de 113 a 45 auxiliares administrativos. En el departamento de salud de Alicante San Joan se reduce de 409 a 267, con la disminución, por ejemplo, de 68 a 31 enfermeros en unidad hospitalaria.

En el departamento de salud Castellón desciende de 712 a 407, con la pérdida de más de la mitad de refuerzos de enfermería en unidad hospitalaria, que pasan de 167 a 80, como sucede con TCAEs de unidad hospitalaria, cuya cifra se reduce de 129 a 57, o de celador de atención directa a enfermos, que baja de 40 a 9. El departamento de salud La Plana disminuye de 391 a 255 efectivos, con una caída en la cifra de enfermero de unidad hospitalaria de 86 a 50 o de 86 a 39 en TCAEs de unidad hospitalaria o de 34 a 14 en celador de atención directa a paciente.

CSIF sigue explicando que el departamento de salud de La Fe baja de 853 a 505 contratos de refuerzo, con un descenso de 225 a 138 en enfermeros de unidad hospitalaria, de 158 a 80 en técnicos en cuidados auxiliares de enfermería en unidad hospitalaria, de 13 a 8 en médico de familia o de 53 a 17 en celador de atención directa al enfermo. El departamento de salud Xátiva-Ontinyent casi se queda en la mitad en efectivos asignados, ya que pasa de 442 a 258, de 16 a 9 médicos de familia o de 59 a 13 enfermeros de servicios especiales.

El Departamento de Salut de la Ribera desciende de 408 a 260, con una caída de 116 a 60 en enfermeros de unidad hospitalaria, de 45 a 13 en celadores de atención directa al paciente, o de 78 a 35 en técnicos auxiliares en cuidados de enfermería de unidad hospitalaria. En el caso de Sagunto, pasa de 428 a 262, con una merma de 28 TCAEs en unidad hospitalaria o de seis médicos de familia, y se queda sin pediatra de refuerzo covid.

La central sindical lamenta la decisión de Conselleria  de Sanitat de prescindir de 3.251 profesionales  sanitarios en plena campaña de vacunación, con la pandemia vigente, con la necesidad de recuperar la atención presencial y de reducir la demora asistencial y con la inminencia de cubrir los turnos de vacaciones estivales.