Gavarda controlarà la població de conills que causa danys en els cultius

0
145

 Lo llevaban pidiendo los agricultores desde hace meses y por fin, gracias al impulso de la propuesta consensuada entre el Ayuntamiento y el club de cazadores de Gavarda, la Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental ha confirmado que, hasta el 30 de julio, se podrán llevar a cabo batidas extraordinarias de conejos de monte (Oryctolagus cuniculus) con el objetivo de controlar la población y reducir el daño causado en los cultivos.

Y es que los perjuicios provocados por este mamífero han aumentado en los últimos meses. De hecho, los campos de naranjos son un indicador de su abundante presencia, con los troncos carcomidos en la base. La administración local, conocedora de esta problemática, elaboró un informe a principios de año que ahora, ha recibido el visto bueno por parte del jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente. No obstante, en él se tienen en cuenta varios condicionantes a la hora de realizar estas batidas:

  1. El control de la población estará restringido a las personas autorizadas por el dueño del campo afectado, llevando el cazador, en todo momento, una autorización firmada.
  2. Las modalidades aceptadas son: Caza al salto con escopeta con o sin perros, no pudiendo emplear perros entre el 15 de marzo y el 14 de julio; caza a la espera (se podrán emplear hurones y escopetas en los refugios de conejos); cetrería y caza con arco.
  3. En las zonas de seguridad solo se emplearán las modalidades de caza con hurones y redes.
  4. Es obligado seguir las medidas de seguridad para evitar posibles contagios por COVID-19.

“Queremos prevenir y minimizar los daños al sector agrícola respetando a su vez el equilibrio ecológico. De este modo, dotamos de herramientas suficientes a cazadores y agricultores de cara a una mayor efectividad en el control de esta plaga. Los vecinos y vecinas que lo necesiten solo tendrán que comunicarlo al Ayuntamiento y se gestionará su petición”, explica Vicente Mompó, alcalde de Gavarda.