Persones narcisistes: reconeiser-les, protegir-se i ajudar-les / Àngel J. Garcia

0
211

 

El narcisista según la psicología

El trastorno narcisista de la personalidad, también conocido como megalomanía, es una condición patológica que se caracteriza por una autoestima abultada, omnipotencia sobre otras personas y falta de empatía. Esta sería una simplificación de la definición del concepto hecha por el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Estadounidense de Psiquatría (DSM-IV).

Dicho esto, entablar una relación con un narcisista al principio puede ser una experiencia gratificante. Sin embargo, más tarde se relevan sus verdaderas intenciones que dicho de forma general, es hacer sentir inferior a los demás y aprovecharse de quienes lo rodean.

Conviene aclarar, para no caer en errores, que no es narcisista la persona que es muy cuidadosa con su imagen, o porque tiene rasgos de grandiosidad. El trastorno narcisista de la personalidad se caracteriza por tener un patrón generalizado en tres aspectos: grandiosidad, necesidad de admiración y falta de empatía.

Un narcisista, sin el suficiente contraste científico, y bajo su perspectiva, se cree mejor que los demás en todos los aspectos.

 

Cómo reconocer a un narcisista

Puede haber mucho narcisista encubierto. ¿Somos todos vulnerables a serlo? Buena pregunta, ¿verdad?

No se reconoce a un narcisista cuando todo marcha según sus deseos, sino cuando no es así. Es en ese momento -cuando la vulnerabilidad oculta del narcisista está bajo amenaza- en el que los grandes narcisistas hacen su aparición.

Reconocer a un narcisista demanda de nuestra atención sobre sus cambios de humor, cuando hay una posible o real amenaza en el aire.

 

Comportamientos que revelan al narcisista:

Niega sus emociones

Cualquier cosa que interrumpa el sentirse bien consigo mismo es una amenaza para el narcisista; en ese momento, este niega estar enfadado -niega cualquier emoción fuera de su equilibrio-, incluso percibiendo en él signos físicos de enfado tales como apretar las mandíbulas o los puños, fruncir duramente el entrecejo, enrojecimiento de rostro, etc.

Cambia repentinamente de estado de ánimo

Cualquier amenaza a la corriente de autoestima en la que se apoye, sea real o imaginada, es suficiente para que pueda resurgir de diversas formas –por ejemplo mediante ira-, de cara a recuperar ese equilibrio interno que les mantiene en su zona segura.

La responsabilidad de su mal humor siempre será de otros

Cuando estamos de mal humor, en ocasiones, lo atribuimos erróneamente a otras personas que en ese momento lo estuviesen. Podríamos echarles la culpa de ello –y a veces lo hacemos- en principio, pero tras reflexionar sobre ello, ese pensamiento inmaduro se alejaría de nuestra cabeza. Sin embargo, esto no ocurre con el narcisista ya que él te culpará a ti, o a otra persona, por lo mal que se siente y es más, en sus procesos mentales propios considera, que alguien tendrá que pagar por ello.

Suelen ser vengativos

Todos en general, aunque en distinto grado, experimentan internamente un rechazo hacia la persona que ha osado amenazar su bienestar. En sus esquemas, su lógica de pensamiento hace que no sean conscientes de las consecuencias emocionales de sus actos y, añadido a que adolecen de grados medios de empatía, golpean para protegerse a sí mismos, su modo de vida, sus creencias, y su visión de las cosas.

 

Reconocer a una persona narcisista

Saber cómo reconocer a un narcisista patológico, tiene su importancia, para no caer en sus trampas al entablar una relación con él o ella. Al evitar esta clase de relaciones, estas previniendo el ser manipulado emocionalmente, y las consecuencias que esto pueda tener sobre tu salud mental y física.

Sin ánimo de dramatizar, pero sí de advertir en aras de prevenir futuros problemas o circunstancias desagradables con estas personas, y volviendo de nuevo al Manual DSM-V, consideramos que el Trastorno de la Personalidad Narcisista  se manifiesta por cinco o más de los hechos siguientes:

-Tiene sentimientos de grandeza y prepotencia (por ejemplo: exagera sus logros y talentos).

-Está absorto en fantasías de éxito, poder, belleza o amor ideal ilimitado.

-Se cree  “especial” y único.

-Carece de empatía, es decir: incapacidad de reconocer o identificarse con los sentimientos y las necesidades de otras personas.

-Se aprovecha y abusa de los demás para sentirse poderoso, y lograr sus propios fines. La mentira es una de las herramientas que suele usar.

-Generalmente envidia a los demás -sin saber o entender por la situación que pasa cada persona-,  o cree que estos sienten envidia de él.

-Suelen mostrar comportamientos o actitudes arrogantes, de superioridad.

-Tiene una necesidad excesiva de admiración.

-Aparecen pensamientos en ellos, tales como: “los demás deberían satisfacer mis necesidades”, “solo la gente brillante como yo me comprende”, “los demás deberían reconocer que soy especial”.

 

Cómo tratar a una persona narcisista

Algunos consejos a tener en cuenta a la hora de tratar con una persona narcisista:

-No alimentar su actitud de grandeza y superioridad si no lo merece, y sólo en ocasiones puntuales.-Su felicidad depende, en gran parte, de la manifestación de aprecio que la gente de su alrededor le exprese. Si necesitas transmitir una crítica, hazlo con suavidad y tacto, pero con sinceridad.

-No te dejes manipular. La persona querrá que pienses como ella y que le digas lo que desea escuchar. Considera que no hace nada mal, lo que significa que necesita culpar a alguien por sus fracasos, y ese alguien puedes ser tú. Si acabas sintiéndote culpable, con ansiedad o manipulado/a su actitud se verá reforzada. Debes establecer límites.

-Algo muy visible en ellos y ellas es que les gusta menospreciar los actos y logros de los otros para así sentirse superiores o menos inferiores. Intenta no tomarte en serio sus críticas ya que vienen derivadas de una gran inseguridad y baja autoestima. Su mecanismo de defensa les hace adoptar un distorsionado sentimiento de superioridad para evitar la fragilidad.

-Son capaces de entender las emociones ajenas y, por eso, tienen relaciones amorosas. Sin embargo, le cuesta mucho empatizar, ya que siempre ven lo suyo como lo más importante, por encima de todo.

-Acostumbran a ser seductores/as, sobre todo, si con ello consiguen algo a cambio.

 

Cómo ayudar a una persona narcisista

Lo que una persona con actitud narcisista necesita es creer más en sí misma, pero de verdad. Si consigue sentir un amor propio sano, ya no tendrá la necesidad de hacer más grande su ego para sentirse bien (fácil decirlo pero sin apoyos, difícil de llevarlo a la práctica).

El proceso de cambio para alguien que tiene un trastorno de personalidad es algo complicado y requiere de ayuda por parte de profesionales, familia, amigos, etc.

El mejor momento para realizar una intervención profesional es después de un cambio vital importante o de que haya ocurrido algo que le haya dañado su ego.

Será en estos momentos, cuándo habrá que demostrar la capacidad de comprensión y entendimiento que cada persona tiene de los demás, pudiendo así ayudar a las personas narcisistas, o a las que hayan resultado dañadas a causa de estas.

El camino, como para casi todo, será el ejemplo con buenos hechos, y el diálogo.

 

Ángel J. García

Graduado en Educación Social y Pedagogía (UNED)

Máster en Neuropsicología Clínica y Neuropatologías (UIA)

Máster en Coaching, Inteligencia Emocional, y Programación Neurolingüística (UEMC)

Técnico Especialista en Psiquiatría (UEMC)

Experto en Inteligencia Emocional y Social,  y en Diagnóstico y Desarrollo de la Alta Capacidad Intelectual (UNED)

 

angelog24@hotmail.com Móvil: 666403902.

C/ Calderón de la Barca, N.º 12, 2º, 2ª, Alzira (Valencia)

 

Referencias

Diagnóstico, M., & de los Trastornos Mentales, E. (1995). DSM-IV. American Psychiatric Association.