L’alcalde d’Alzira demana a la Generalitat que «capitanege» el projecte de la base logística

0
282

Un apoyo expreso del Gobierno autonómico sería esencial para las opciones de Alzira

La macrobase supone una oportunidad para el crecimiento industrial y tecnológico de toda la comarca
Para la Ribera sería como la Ford del siglo XXI según el alcalde de Alzira

La posibilidad de que Alzira pudiese acoger la macrobase logística que proyecta el Ejército de Tierra sería para la comarca valenciana de La Ribera como «la Ford del siglo XXI», según ha explicado a EFE el alcalde del municipio, Diego Gómez.

El Ejército ha reactivado en los últimos meses el Plan de Concentración de los Órganos Logísticos Centrales del Ejército de Tierra (Plan COLCE) con la intención de reducir la dispersión de sus doce bases logísticas y construir una macrobase que diese servicio tanto a las unidades de Tierra como, de forma puntual, también a la Armada, al Ejército del Aire, a la OTAN y a la UE.

350 millones de inversió y 1.600 puestos de trabajo

Se trata, según han explicado a EFE fuentes conocedoras del proyecto, de una iniciativa que ha sufrido varias paralizaciones debido a sucesivas crisis económicas, pero a la que se trata de dar un impulso en el marco de los proyectos estratégicos que podrían ser susceptibles de recibir fondos europeos para recuperación.

«El proyecto podría traer una inversión de 350 millones de euros y crear unos 900 puestos de trabajo para civiles (1.600 en total); y además requeriría de unos 1.400 empleos alrededor, de operadores o proveedores«, explica Diego Gómez, de Compromís, quien ha participado en las últimas semanas en dos reuniones con el Ministerio de Defensa para conocer el proyecto en profundidad.

«Hemos pedido reuniones para explorar lo que puede suponer este proyecto, en el que también hay otras ciudades interesadas, como Toledo, Córdoba, Jaén o Lorca (Murcia). Todavía no hemos presentado ningún documento porque no se han publicado los requisitos ni el proyecto en sí», añade.

El alcalde ha mantenido contactos también con la dirección general de Administración Local de la Generalitat y considera que, al igual que ha sucedido en Andalucía o Murcia, un apoyo expreso del Gobierno autonómico sería esencial para las opciones de Alzira.

«Evidentemente, ha de ser la Generalitat la que capitanee este proyecto, porque sin ellos es inviable. Lo es para Alzira, con un presupuesto de 42 millones anuales, y lo es para el Ejército, supongo», explica Gómez.

Oportunidad para el crecimiento industrial y tecnológico

El alcalde ve en esta macrobase «una oportunidad para el crecimiento industrial y tecnológico de toda la comarca, además de un incentivo para el sector servicios e incluso para la vivienda», y la califica como «la Ford del siglo XXI«, por lo que supuso la factoría automovilística para la zona en general y para Almussafes en particular a finales del siglo pasado.

Los «puntos fuertes» de la opción de Alzira son la cercanía de la autovía A-7, el puerto de Valencia, el ferrocarril y el aeropuerto, pero también a las bases de Bétera y Marines.

Antimilitarista

«Se trata de unos terrenos agrícolas conocidos como La Garrofera, donde se proyectó un PAI para 3.000 viviendas y un campo de golf, a un kilómetro de la A-7», detalla Gómez.

Sobre las quejas de los colectivos antimilitaristas, el alcalde admite que él mismo se declara antimilitarista, pero insiste en destacar la oportunidad que supone este proyecto y añade: «No querría una base militar con armamento, pero sí una base de un ejército moderno al servicio de la sociedad«.

EFE