La Diputació busca als descendents dels germans Roselló de Favara deportats pels nazis

0
344

La Diputació busca a los descendientes de cuatro valencianos deportados por los nazis

 

  • Los hermanos Roselló, Francisco Navarro y Víctor Roselló se suman a los 653 valencianos deportados y enviados a campos de concentración. Llegaron a Buchenwald y Neuengamme como presos políticos franceses
  • A raíz de la investigación de Antonio Muñoz, la delegación provincial de Memoria Histórica pretende facilitar a los familiares la recuperación de los efectos personales conservados en un archivo alemán
  • Entre los objetos que se conservan destaca un reloj de pulsera que podría pertenecer a Francisco Navarro, confiscado a este litógrafo valenciano que figura en el registro como liberado y muerto en Francis en 1979

 

La investigación de Antonio Muñoz Sánchez, vinculado a la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, ha sacado a la luz el caso de cuatro valencianos que se suman a la lista de 653 personas nacidas en la provincia enviadas a campos de concentración por los nazis. Los hermanos Roselló, Luis y Juan, Francisco Navarro y Víctor Roselló habían pasado inadvertidos hasta la fecha al ser catalogados como presos políticos franceses.

El hallazgo de Muñoz Sánchez, que ha dado a conocer no solo la historia de estos cuatro valencianos sino la conservación de determinados efectos personales, ha llevado a la delegación de Memoria Histórica de la Diputació, dirigida por Ramiro Rivera, a pedir la colaboración de todo aquel que pueda aportar información sobre estas personas y sus descendientes. Para ello pueden contactar telefónicamente marcando el 96 388 30 31 o escribiendo un correo electrónico al e-mail memoria.historica@dival.es

La intención de la institución provincial no es otra que facilitar la herencia de los efectos personales conservados en un archivo alemán a los descendientes de estos valencianos, algunos de los cuales consiguieron sobrevivir a la operación ‘Espuma de mar’ urdida por los nazis para terminar con la resistencia en la ciudad francesa de Grenoble, y acabaron en un campo de concentración en el que realizaban trabajos forzosos para la industria armamentística alemana.

Entre los objetos que se conservan en el Arolsen Archives alemán, destaca un reloj de pulsera que podría pertenecer a Francisco Navarro, que aparece registrado con el número 30.946 en Neuengamme y que le fue confiscado a su llegada al campo. Este centro internacional de referencia sobre la persecución nazi busca a los familiares de una treintena de españoles de los que conserva objetos personales como el reloj del valenciano Francisco Navarro.

La historia

Los hermanos Juan y Luis Roselló, nacidos en Favara en 1907 y 1913 respectivamente, fueron arrestados el mismo día en la ciudad francesa de Grenoble, donde residían. Los Roselló trabajaban como calderero y moldeador y vivían junto a sus familias en la conocida como ‘Capital de los maquis’ entre los aliados. Grenoble resistió hasta el final la invasión nazi, y la ocupación por parte de las tropas alemanas en 1943 dio paso a una dura represión, que se intensificó tras el estallido del depósito de municiones alemán a manos de la Resistencia.

Los hermanos de La Ribera escaparon junto a otros valencianos, caso de Víctor Roselló (València, 24-3-1910), al San Bartolomé de Grenoble, una sangrienta purga de la que se libraron 369 detenidos, de los cuales escasamente un centenar llegaron vivos al final de la II Guerra Mundial. Los Roselló, incluido Víctor, fueron víctimas de la operación ‘Espuma del mar’, con la que los nazis hicieron desaparecer a los resistentes sin dejar rastro, como la espuma de las olas del mar. A diferencia de muchos otros represaliados, estos tres valencianos sobrevivieron gracias a su juventud y la capacidad para realizar trabajos forzados.

Los Roselló llegaron en enero de 1944 al campo de Buchenwald, cuyas fichas se conservan en el Arolsen Archives. Sin embargo, los hermanos Juan y Luis apenas estuvieron unos meses allí, ya que fueron trasladados en octubre al subcampo de Dora-Mittelbau, creado para construir, en una antigua mina, una fábrica armamentística subterránea que no pudiera ser destruida por los bombardeos de los aliados.

Menos información se tiene de Francisco Navarro, nacido el 17 de febrero de 1911 en València y registrado con el número 30.946 en el campo de concentración de Neuengamme. Los Arolsen Archives, eso sí, conservan un reloj cronómetro Dival, cuyas agujas se detuvieron cuando marcaban las tres menos cuarto, que podría pertenecer a este litógrafo valenciano residente en Pau, al sudoeste de Francia, y que también estuvo de paso en el campo de Compiègne, como los Roselló.

El archivo alemán custodia objetos personales de una treintena de españoles deportados a campos de concentración y busca a sus familiares para entregárselos. La Diputació de València, a través de la delegación de Memoria Histórica, contribuye a la búsqueda de los descendientes de estas personas, en especial de los cuatro valencianos a los que se perdió el rastro al estar catalogados como presos políticos franceses.