La direcció de l’Hospital replica a CSIF que Preingressos està oberta tots els dies

0
160
La gerent Liliana Fuster amb directius del centre hospitalari

En relación al comunicado emitido hoy por el CSIF sobre el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de la Ribera, el Departamento de Salud quiere hacer constar lo siguiente:

 

  • El Servicio de Urgencias del Hospital de la Ribera ha registrado, en las últimas horas, un incremento puntual del número de pacientes que debían ser ingresados.

 

  • No es cierto que la Unidad de Preingresos del Hospital de la Ribera cierre los fines de semana. Al contrario, esta Unidad permanece abierta de forma ininterrumpida de lunes a domingo, destinando 12 de sus camas al Servicio de Urgencias con el fin de aliviar el flujo de pacientes que deben ingresar. Cabe destacar, en este sentido, que el resto de camas se destinan a agilizar tratamientos intravenosos no oncológicos y a la realización de pruebas diagnósticas que necesitan control médico posterior a su realización.

Contratación de facultativos i personal de Enfermería

  • En cuanto a la plantilla del Servicio de Urgencias, la plantilla de facultativos se ha visto reforzada con 5 contratos de acúmulos por COVID, así como con 2 contratos de guardias médicas. Por lo que se refiere al personal de Enfermería (enfermeros, auxiliares, celadores), la plantilla estructural del Servicio de Urgencias se ha incrementado en 39 puestos en los dos últimos años. A ello hay que añadir 12 contratos más de acúmulos por COVID en los últimos meses.

No hay facultativos disponibles en bolsa

  • Del mismo modo, la Dirección del Hospital de la Ribera sigue trabajando para ampliar el número de contrataciones de médicos. En este sentido, cabe destacar la dificultad de encontrar facultativos disponibles en bolsa.

 

  • Junto a todo ello, el Hospital de la Ribera comenzará esta misma semana las obras de reforma y ampliación de su Servicio de Urgencias, con un doble propósito. Por un lado, paliar la deficiencia estructural de espacios con que cuenta el Hospital de Alzira desde su puesta en funcionamiento hace 21 años y, por otro, reforzar la diferenciación funcional que ya existe en este Servicio entre pacientes COVID y no COVID con una separación física arquitectónica.

 

  • De esta forma, la ampliación del Servicio va a permitir crear una zona para pacientes positivos y sospechosos de COVID-19, con una entrada independiente desde la calle.