L’atur baixa un 3,75% en setembre a la Ribera

0
112
Treballs de construcció del magatzem de Fruxeresa en el polígon El Pla

Los ERTES en la Ribera están demostrando su eficacia de protección frente a la destrucción de empleo

 

La UGT alerta que la recuperación no puede estar basada en la precariedad sino en la calidad del empleo.

 

 

Según las cifras publicadas por el SERVEF, el paro registrado en el mes de  septiembre de 2020 en la Ribera, se ha situado en  24.066 personas, es decir, 477 parados menos que en el mes de agosto, un descenso mensual del 3’75 %.

 

Por su parte, los datos anuales indican que tenemos en este mes 2665 parados más que el mismo mes del 2019 lo que supone un incremento de desempleo anual del 17’85%.

 

En cuanto a la contratación,  se han registrado 12276 contratos en septiembre 2020, lo que ha supuesto 404 contratos menos que en el 2019 es decir un 3’19% de disminución interanual. Por géneros, 4502 han sido a mujeres (36’67%) y 7774 a hombres (63’33%). La contratación indefinida mensual es de 900 contratos y la contratación temporal es de 11376 contratos lo que significa un 7’33 % en indefinidos y la temporal un 92’67%. Los contratos han sido tanto en los temporales como en los indefinidos, un 76’43% a jornada completa y un  23’57% a tiempo parcial.

 

Para Raül Roselló, Secretario Intercomarcal de UGT-PV, los datos del paro suponen una ligera reactivación del mercado laboral. Si bien la situación global es todavía muy complicada, con cifras totales de desempleo muy elevadas y temporalidad descontrolada, cabe valorar positivamente que la evolución haya sido mejor que en el mismo mes del año pasado, teniendo en cuenta que en el mes de septiembre en general suele ser de aumento del paro en la Ribera Baixa por el final del periodo estival y en la Ribera alta de descenso de desempleados por el inicio de la campaña agraria.

 

El empleo que se está creando en la recuperación de la actividad económica es precario:el 23’57% de los contratos registrados son a tiempo parcial y un 92’67% son temporales. Y menos de 7 de cada 100, son indefinidos. Unos datos que, para el sindicato, muestran la fragilidad de nuestro mercado laboral, y alerta sobre una recuperación basada en la precariedad y no en empleos de calidad.

 

Para Roselló, estos datos no recogen el efecto de sostenimiento del empleo que está llevando a cabo los ERTE negociados por los sindicatos, las empresas y el Gobierno y están demostrando su eficacia como instrumentos de protección frente a la destrucción de empleo y empresas. Hasta el momento en la Ribera  ha afectado a 40.979 trabajadores de los cuales 26.661 pertenecen al ámbito de la industria de Almussafes. Esto supone un 30 % de la totalidad de trabajadores en régimen general de la comarca que no han engrosado las listas de los datos del paro.

 

UGT apoya el mantenimiento de este mecanismo y valora el acuerdo que finalmente se ha alcanzado en el marco del Diálogo Social (publicado en el BOE del día 30) para su extensión hasta el 31 de enero de 2021.

 

Para una recuperación económica, Roselló insiste en la urgencia de reforzar las políticas activas de empleo y los servicios públicos de empleo, así como fortalecer el sistema de protección por desempleo.