CCOO exigix que no es discrimine als sanitaris de la Ribera per raons de sexe

0
213

CCOO denuncia que la pandemia ha incrementado aún más la brecha salarial entre el personal sanitario, afectando especialmente a las embarazadas

– La Sección sindical del Departamento de La Ribera reivindica una solución para las gestantes a las que no se les puede adaptar su puesto de trabajo por el riesgo que supone la Covid-19

En el Día Internacional por la Igualdad Salarial, la Sección sindical de CCOO del
Departamento de Salud de La Ribera denuncia que la situación creada por la pandemia ha incrementado todavía más la brecha salarial entre el personal sanitario. En concreto, se está perjudicando a las embarazadas trabajadoras de la Consellería de sanidad, ya que deben aceptar una merma salarial acogiéndose a una Incapacidad Temporal (IT), porque ni se puede adaptar su puesto de trabajo, ni la mutua le concede la licencia antes de lo estipulado.
Según la normativa de aplicación tanto para personal laboral como estatutario, si para una mujer embarazada supone un riesgo su puesto de trabajo, se le tiene que adaptar el mismo hasta el momento en que la mutua le dé la licencia. Pero la realidad con que se encuentran la mayoría de las sanitarias embarazadas, donde la Covid esta suponiendo un riesgo añadido en su puesto de trabajo, es la dificultad de la dirección del Departamento de salud para asegurarle un sitio exento de riesgo, lo que hace que la adaptación del puesto de trabajo sea imposible.
CCOO en La Ribera reclama que en estas situaciones la mutua conceda la licencia de forma inmediata, siguiendo las recomendaciones del servicio de prevención. Por su parte, la mutua mantiene que la licencia no se puede dar hasta la semana 24 o 32 de embarazo. Así, se genera un conflicto entre esta, la dirección del Departamento y el servicio de prevención.
Para escapar del conflicto, la trabajadora se ve obligada a acogerse a una baja justificada por situación Covid, lo que supone una merma salarial. Las bases retributivas se verán disminuidas hasta en un 25 % del salario, lo que no sucede con el personal masculino que no se verá nunca en esta situación.
Consideramos que la Inspección de Trabajo, el Ministerio y la Consellería de Sanidad no
pueden seguir cerrando los ojos delante de este vacío legal, que esta castigando a las
mujeres por estar embarazadas, haciendo que la brecha salarial entre hombres y mujeres continúe siendo una realidad alentada por las administraciones públicas.
Embarazadas laborales que dejan de percibir complementos Esta situación se suma a la que ya venían sufriendo las embarazadas laborales y que este sindicato ha denunciado en otras ocasiones: las embarazadas dejan de percibir algunos complementos variables relacionados con su puesto de trabajo cuando se les adapta el mismo.
Así, se genera en el Departamento de la Ribera no sólo más brecha salarial y discriminación por razón de sexo, sino que la Conselleria de Sanidad crea también desigualdades entre su propio personal laboral a extinguir y estatutario, puesto que a estas últimas si que se les abonan los complementos cuando se les adapta el puesto de trabajo.
CCOO exige que se acabe con la discriminación por razón de sexo de todo el personal, y
apela a la “buena voluntad” de las administraciones para dar solución a las barreras con las que se encuentran las trabajadoras de la sanidad. Un colectivo que a pesar de sus
circunstancias personales, se deja la piel en la lucha contra la Covid19. Es evidente que aun hay mucho que trabajar por la igualdad entre hombres y mujeres.

Belén Doménech Pérez 
Sección Sindical CCOO
Dpto de Salud de la Ribera