Lleugera millora de la desocupació i la contractació a la Ribera

0
131

El paro descendió en 939 personas durante el mes de julio que registró un total de 23.891 parados

Para UGT lo importante  es preservar el empleo sin renunciar a combatir la precariedad

 

Según las cifras publicadas por el SERVEF, el paro registrado en el mes de  julio de 2020 en la Ribera, se ha situado en  23891 personas, es decir, 939 parados menos que en el mes de junio, una disminución mensual del 3’78 %.

 

Por su parte, los datos anuales indican que tenemos en este mes 4366 parados más que el mismo mes del 2019 lo que supone un incremento de desempleo anual del 22’36%.

 

En cuanto a la contratación,  se han registrado 11836 contratos en julio 2020, lo que ha supuesto 1625 contratos menos que en el 2019 es decir un 12’07% de disminución interanual. Por géneros, 4565 han sido a mujeres (38’57%) y 7271 a hombres (61’43%). La contratación indefinida mensual es de 619 contratos y la contratación temporal es de 11217 contratos lo que significa un 5’23 % en indefinidos y la temporal un 94’77%. Los contratos han sido tanto en los temporales como en los indefinidos, un 73’99% a jornada completa y un  26’01% a tiempo parcial.

 

Raül Roselló, Secretario Intercomarcal de UGT-PV analiza que los ERTES están demostrando su eficacia como instrumento de protección frente a la destrucción de empleo y empresas, por eso en UGT apoyamos el mantenimiento de este mecanismo al tiempo que reclamamos la necesidad de impulsar la reincorporación de los trabajadores en las actividades reanudadas, primando los ajustes de capacidad en horas de trabajo y no en empleos.

Tímida activación del empelo

Los datos del mes de julio apunta a una tímida activación del empleo iniciada en el mes de mayo, en este sentido Roselló alerta de que el empleo que se crea es precario: un tercio de los contratos es a tiempo parcial y aún el 94’77% son temporales. Tan solo 5’23 de cada 100 son indefinidos. Unos datos que para UGT muestran la fragilidad de nuestro mercado laboral, capaz de destruir empleo de manera masiva en un espacio breve de tiempo, por ello el sindicato exige derogar la actual normativa laboral que sustenta esta situación.

Los jóvenes son los más afectados

Especial mención merece para Roselló la situación de la juventud, colectivo extremadamente dañado por la pandemia en su realidad y expectativas laborales y económicas. Una gran parte de este colectivo trabaja en el macrosector turístico, en hostelería y servicios, actividades tremendamente afectadas por esta crisis provocada por una pandemia sin precedentes. Por ello UGT exige medidas para atajar la pérdida de empleo en los sectores turístico, hostelería y servicios.