CSI-F denúncia la «discriminació» que patixen els administratius de l’Hospital d’Alzira

0
162

En la última nómina abonada, la Consellería de Sanitat ha efectuado el pago de la productividad al personal estatutario, concepto salarial que retribuye “el especial rendimiento, el interés o la iniciativa del titular del puesto, así como su participación en programas o actuaciones concretas y la contribución del personal a la consecución de los objetivos programados”. También en esta pasada nómina, la Consellería debería haber abonado los incentivos del personal laboral a extinguir del departamento. No sabemos muy bien la razón por la que no los han pagado, pero nos aseguran que en la próxima nomina estarán incluidos.

Los incentivos son la retribución variable en función de la productividad que percibe el personal laboral a extinguir, pero no todos. Hay un numeroso grupo de trabajadoras y trabajadores, principalmente auxiliares administrativos, y administrativos, aunque hay alguna categoría más, que no van a percibir ni un solo céntimo, y así llevan 21 años.

Se mantiene esta anomalía-discriminación que generaron los anteriores gestores, sin razón alguna que lo justificara en su momento, y que ni el actual equipo de Dirección, ni la Consellería parece que tengan interés alguno en corregir.

Desde que se puso en marcha este sistema retributivo, y el personal administrativo quedo fuera del mismo, se convirtió en una reivindicación permanente, ¿por qué todos los demás sí y nosotros no? Somos el único personal dependiente de la Consellería de Sanidad que no tiene una retribución variable en función de nuestra productividad, pero, y de ahí lo paradójico, es que de nuestro trabajo sí dependen los incentivos o la productividad de nuestros compañeros.

En una Sanidad como la actual, la figura del personal administrativo se hace imprescindible. Sin entrar en detalles, toda persona que acude a demandar servicios sanitarios empieza con la gestión de un auxiliar administrativo, o de un administrativo y termina de la misma manera, sin olvidar todas las tareas de organización interna.

Nosotros seguiremos denunciando lo que consideramos una clara discriminación  y esperamos que más pronto que tarde, alguien enmiende esta situación que genera una sensación de agravio y falta de reconocimiento con el personal administrativo.