Respecte als nostres sanitaris / Opinió: Luisa Castells

0
84
Luisa Castells regidora del PP d'Alzira. Foto: Riberaexpress

 

En estos días muchos buscan culpables de la situación que estamos viviendo y está claro que algunos tendrán que asumir y/o admitir su responsabilidad cuando llegue el momento.

Responsabilidad por no alertar a la población del riesgo que se avecinaba y del que eran conocedores desde el 2 de febrero, tal y como ellos mismos han reconocido.  Responsabilidad al permitir actos multitudinarios escondiendo el riesgo al que las personas se enfrentaban acudiendo a los mismos, por no haber puesto en marcha un protocolo de actuación con la antelación necesaria y así ser capaces de minimizar los niveles de contagio, del que somos los primeros en el ránking mundial tanto por millón de habitantes como de sanitarios. Responsabilidad al no prever el suministro de epi´s con la celeridad que la situación requería, y haberlo hecho con una gran falta de transparencia y dudas, además de los millones de euros destinados a material defectuoso. Todo un largo etc. de actos que conllevan a una mala gestión manifiesta.

Responsabilidad por dar por hecho que pasaríamos a la Fase 1 y no ser así después, y responsabilidad de posteriormente pedir pasar a dicha Fase 1 sin la posibilidad de las reuniones en la Ribera, para después el Ministerio acordar pasar de fase sin tener en cuenta la propia petición restrictiva de la Generalitat. Menos mal que son del mismo partido!

Pero lo más grave es, además de no asumir responsabilidad alguna, tratar de responsabilizar al PP, que no Gobierna en la Comunitat ni en Alzira desde hace 5 años, y en España desde hace 2. Se excusan en unos “recortes” (lo de ahora serán “reducciones” de la misma manera que los “barracones” con ellos son “aulas prefabricadas”), que fueron acometidos por el Gobierno de Zapatero tras su nefasta gestión de la crisis.  Hablan de los años del PP en la Generalitat donde la Comunitat pasó de 150 centros de salud en 1995 a 845 en 2015; período en el que se construyeron 13 hospitales públicos pasando de 7.000 a 10.000 camas hospitalarias. Estos datos que son de  la Conselleria de Sanidad publicadas por el gobierno socialista actual.

Por otra parte, la Comunidad Valenciana apenas ha aumentado su gasto en sanidad en los últimos 5 años, lo que provoca que sea la comunidad que menos engorda esta partida de su presupuesto, tan solo un 0.24% del total, como así lo reflejan los datos de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales.

Con independencia del modelo de gestión de la Ribera, los profesionales que en el mismo trabajan han visto con estupor como se ponía en duda dicha área de salud sin saber hoy en día en base a qué criterios. Todos estos profesionales merecen respeto con independencia de sus gobernantes, y poner en duda la credibilidad de toda un área sin que al menos se conociera el porqué, produce cuanto menos, vergüenza.

Por todo ello, además de exigir responsabilidades a los actuales gobernantes por su mala gestión, y por consentir que se haya puesto en duda la capacidad de la Ribera y a sus profesionales sin un criterio técnico objetivo, también habrá que pedirlas por mentir a la población con falsedades de tal calibre.

 

Luisa Castells

Concejal PP Alzira