El Devallament de la Creu s’unix al Fons Social d’Emergència Som Alzira

0
343

 

#LaMiradaDelDevallamentDeLaCREUPerUnMonMésJustFratern

#AlziraAraMésQueMai

 

El Devallament de la  Creu se adhiere al Fondo Social de Emergencia – SOM ALZIRA -; para ello, cumpliremos nuestro inicial compromiso  de apoyo, a través de los beneficios de nuestro libro 2020, a la infancia más vulnerable: LA NOSTRA VEU y ADISPAC. Ello, no descarta la adopción de otras medidas solidarias – “COMPARTIENDO EL VIAJE…” con las personas más vulnerables de Alzira.

 

Págs. 350 y 351 de nuestro libro 2020 con el texto modificado.

 

 “El niño no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla. Viajaron al Sur. Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando. Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura. Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre: “Ayúdame a mirar”… “Enséñame a mirar”. Eduardo Galeano (El libro de los abrazos) lleno de auténtica realidad:

 

Creo que de eso se trata a la hora de comenzar a vivir cada día de nuestra vida –“No desviar la MIRADA” –  ante las situaciones de precariedad y de pobreza. En el Libro de los abrazos de Eduardo Galeano, nos narra cómo Santiago Kovadloff escuchó como su hijo, cuando le acercó al mar  le hacía un ruego: “Ayúdame a mirar”. A lo que yo añado: “Enséñame a mirar”. El menor pedía ayuda, necesitaba saber la verdad de aquel majestuoso panorama que estaban contemplando sus ojos. Necesitaba mirar, pero necesitaba saber mirar, porque “la mirada es la verdad”, que dirían muchos poetas.

 

Así, aprovechando estas líneas de Eduardo Galeano, deseo invitaros a todos a aprender a mirar la verdad de la vida y con nuestra ayuda, trabajando en red y colaborativamente, reunir los suficientes gestos personales y recursos económicos para llenar el Fondo “SOM ALZIRA” de esperanza para nuestros conciudadanos que padecen una emergencia alimentaria por los efectos del coronavirus. Al mismo tiempo, quiero modestamente ser capaz, que seamos todos capaces, de aprender a mirar lo que no se mira, pero merece ser mirado. Hay a nuestro alrededor muchas historias de precariedad y de pobreza sin titulares mediáticos que suelen ser ignoradas o maltratadas…, pero que sostienen la verdad de nuestro mundo. Es necesario educar nuestra mirada, con la habilidad necesaria para construir entre las personas, estamos todos juntos en esto, verdaderos espacios de fraternidad que nos ayuden a todos a vencer los duros efectos  del COVID_ 19.

Para mí es una gran satisfacción que la cofradía que presido, que mi Devallament de la Creu sea capaz de mirar lo que no se mira, pero merece ser mirado. Por ello, fieles a nuestros principios cofrades, queremos ser más consecuentes y tender puentes con todos nuestros vecinos, especialmente con  los niños que sufren; para – sin desviar la mirada -, con nuestro decidido compromiso, ayudar a lograr el gran reto de conseguir la construcción de un mundo mejor, mucho más justo, saludable y solidario, en el cual prevalecerán los valores de la equidad y el respeto a la diversidad. En consecuencia, esperamos, con la ayuda de todos nuestros cofrades y nuestras empresas colaboradoras donar los beneficios obtenidos en la edición del libro-programa 2020 a la asociación LA NOSTRA VEU y el centro ocupacional ADISPAC.  Ello, no descarta la adopción de otras medidas solidarias para tratar de – “COMPARTIR EL VIAJE…” con las personas más vulnerables de Alzira.

Adjunto, la propuesta del Devallament en tiempos de coronavirus.

Enlace en el que podrás  descargar y leer el Libro 2020  – REVISADO Y ACTUALIZADO – editado por nuestra cofradía (espero q no tengas ningún problema para abrirlo).

https://drive.google.com/file/d/1osOW5YzPtK4xy70PyVly7ifImUKLe9ha/view?usp=sharing

Pascual Belda Moyano

Presidente de la Confraria del Devallament