Carta oberta a l@s jóvens, 40 anys i 24 COP no són suficients?

0
82

La 1ª Conferencia Mundial sobre el Clima se celebró en 1979 en Ginebra, después han habido 24 COP organizadas por la ONU al más alto nivel y entre ellas se han intercalado infinidad de simposios y congresos. La gráfica del CO2, el principal gas de efecto invernadero, muestra claramente de qué han servido tantísimas reuniones y medidas tan especulativas como el mercado de derechos de emisiones…
Sabemos perfectamente cuáles son las causas del calentamiento y conocemos bien las soluciones pero, después de 40 años de marear la perdiz, todavía no se aplican. En consecuencia hemos superado las 415 ppm (la concentración normal antes de la revolución industrial era de 280), la temperatura media ha subido ya 1’1ºC y cada vez estamos peor, con más olas de calor, sequías, lluvias torrenciales, inundaciones, plagas, etc.

Además hemos desembocado en la emergencia climática porque la fusión de los hielos de Groenlandia, del Ártico, de la tundra y otros puede provocar una retroalimentación1 que dispare las temperaturas de una forma irreversible. También sabemos que los acuerdos no avanzan porque los gobiernos son cómplices o no se atreven a enfrentarse a los intereses codiciosos, antiecológicos y cortoplacistas de las grandes petroleras, carboneras, gasistas, automovilísticas, eléctricas, etc., que recaudan billones de $ cada año (más que la mayoría de gobiernos), financian lobbys negacionistas que vuelven a crecer con el auge de la extrema derecha y mediante su omnipresente publicidad manipulan y engañan a la opinión pública2.
1 Más temperatura → más fusión de hielo → más absorción de energía → más temperatura → . . . 2 Recomendable leer «Esto lo cambia todo», de Naomi Klein.
Cuando se planteó el problema del “agujero” de ozono, las compañías implicadas también intentaron sabotearlo pero no tenían tanta fuerza y en 15 años los gobiernos consiguieron aprobar el Acuerdo de Montreal, que prohibía los CFC, y a partir de entonces empezó a resolverse el problema3.

Sin embargo, con el cambio climático llevamos ya 40 años de reuniones gubernamentales y todavía no hay un acuerdo efectivo que reduzca, o al menos estabilice, el CO2 y las temperaturas. Por nuestra parte, l@s ecologistas hemos luchado por el clima, pero siempre en minoría y no hemos podido siquiera frenar el calentamiento. Sólo ahora, con la movilización de l@s jóvenes, las cosas pueden empezar a cambiar porque sin tener la culpa de nada l@s jóvenes sois quienes más vais a sufrir las consecuencias durante las próximas décadas, cuando estallen todos los problemas con la mayor violencia.

De manera que, si queréis un futuro digno o simplemente un futuro, no tenéis más remedio que movilizaros y luchar por él. Y no queda mucho tiempo ya, los científicos calculan que sólo disponemos de otros 10 años para limitar la subida de temperaturas a 1’5ºC, reduciendo las emisiones de CO2 un 7’6% cada año4. Y reducir es algo que choca frontalmente con este modelo económico, así que va a ser necesaria mucha más presión ciudadana sobre los gobiernos para vencer la terrible influencia de las grandes compañías y conseguir un acuerdo efectivo, parecido al de Montreal.

Pero no podemos ni debemos esperar a que las soluciones vengan desde arriba, porque es dudoso y porque ya hemos perdido 40 años, durante los cuales podía haberse resuelto mucho más fácilmente el problema, ahora tenemos que aplicar dichas soluciones.

Cada persona consciente debe minimizar el uso de los automóviles, pasarse a la bici y el tren, ahorrar energía y recursos, aprovechar la energía solar, huir del consumismo y del usar y tirar, fomentar las 4R, preferir los productos ecológicos y de proximidad, cuidar los ecosistemas, plantar árboles autóctonos, etc. etc.

En definitiva, l@s jóvenes sois la clave del cambio, la fuerza imprescindible para decantar la balanza hacia el lado de la vida, la esperanza para salvar el clima…

La Ribera en Bici-Ecologistes en Acció