El PP critica la doble moral dels governs d’Algemesí i Carcaixent respecte al

0
84
Edgar Besó regidor trànsfuga de Ciutadans a Algemesí
Juan Albert regidor trànsfuga de C,s en Carcaixent

La doble moral de PSOE y Compromís para sustentar sus gobiernos con tránsfugas tensa su relación y pone de manifiesto su falta de criterio ético

 

Los grupos progresistas de la Ribera Alta se enzarzan en una guerra carente de todo tipo de  coherencia acusándose de la falta de ética por realizar las mismas prácticas en poblaciones distintas. Ambos grupos tienen distinto criterio dependiendo de la población donde estén.

La realidad es que aquellos que quieren dar lecciones de moralidad son incapaces de cumplir con el código ético firmado y aceptado por sus partidos, indicando que en cada localidad vale una cosa distinta, un mismo partido pero diferentes formas de proceder en diferentes poblaciones. La higiene democrática que tanto exigen para el resto de partidos políticos la incumplen sin ningún pudor, tienen distintas varas de medir según sea quien de soporte al transfuguismo, gobernar con honestidad y transparencia no es una premisa para PSOE i Compromís.

Un tema ya recurrente en Ciudadanos es el abandono de sus cargos electos una vez alcanzados pactos para gobernar, quedando demostrado que su único objetivo para concurrir a los comicios son las ansias personales de mantenerse en el poder. Aunque según los estatutos de Ciudadanos deberían entregar su acta de concejal en base a la carta ética que firmaron en su día que indica textualmente Dejar el acta de concejal desde el mismo momento en el que adopte y formalice la decisión de abandonar el grupo institucional de Ciudadanos”.

Mientras tanto los gobiernos en coalición de los partidos del “pacte del Botànic” se lanzan puyas entre las distintas poblaciones, en éste caso, en la Ribera Alta tenemos claros ejemplos en Carcaixent y Algemesí donde mantienen en sus respectivos gobiernos a tránsfugas procedentes de Ciudadanos saltándose el código de buen gobierno municipal elaborado por la FEMP al que están sujetos todos los cargos electos comprometiéndose a asumir el código de conducta política en relación con el transfuguismo en las corporaciones locales. Lo que tanto critica Compromís en Algemesí lo está sustentando en Carcaixent poniendo en tela de juicio su ética y dinamitando los gobiernos locales.

Aunque hay que tener en cuenta que es práctica habitual en sus gobiernos, en Carcaixent el tránsfuga de C’s da apoyo al gobierno de Compromís y en Algemesí el tránsfuga de C’s apoya el gobierno del PSOE. Otros claros ejemplos de gobiernos formados por miembros expulsados del PSOE los tenemos en la capital de la Ribera Baixa, Sueca y en Catadau, mostrando su verdadera cara ante la falta de ética y responsabilidad moral tanto de PSOE como de Compromís.

Gestora PP Comarca Ribera Alta