Detingudes 5 persones en Alzira durant un mes per simular delictes

0
851

 

  • Una supuesta víctima dijo haberle robado la tarjeta de crédito y cinco horas después estaba en otro cajero con la misma tarjeta. Otra de las denunciantes manifestó “total pensaba que la Policía no iba a hacer nada”

 

  • Habían denunciado robos con violencia para poder cobrar el seguro

 

  • En todas las denuncias se informa del delito descrito en el artículo 457 del Cogido Penal de simulación de delito al denunciante

 

La Policía Nacional ha detenido en Alzira a cinco personas en el último mes, de entre 27 y 69 años, por simulación de delito, tras haber denunciado todas ellas robos con violencia para poder cobrar del seguro. En todas las comparecencias de denunciantes se les informa del delito descrito en el artículo 457 del código penal que habla de la simulación de delito antes de escuchar la declaración.

 

Los agentes iniciaron las investigaciones tras recibir las denuncias de robo con violencia, en las que las víctimas eran abordadas por personas desconocidas con ropas oscuras y deportivas y les arrebataban móviles de alta gama, relojes deportivos o dinero. En ninguno de los casos y aun siendo con violencia las víctimas no presentaban lesiones y no aportaban más descripción.

 

Durante las investigaciones se encontraron incongruencias y hechos incompatibles con los relatados. En una de las denuncias manifestaban que le habían robado la cartera y el teléfono móvil, horas después estaba utilizando la tarjeta de crédito que llevaba dentro de la cartera.

En otra que le habían robado teléfono móvil y 400 euros y posteriormente había aparecido el teléfono en su buzón para finalmente confesar que habían denunciado para tener una excusa y no hacer un pago mensual que debían. Otra denunciante manifestó “total  pensaba que la policía no iba a hacer nada”. Por todo ello se detuvo a los denunciantes como presuntos autores de un delito de simulación.

 

Todo robo es investigado hasta el último recodo con el fin de esclarecer el hecho, asistir a la víctima y prevenir otros. Y todas tienen por tanto consecuencias para los autores.

 

Los detenidos, dos con antecedentes policiales, han sido puestos en libertad tras tomarles declaración y no sin antes de advertirles de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridos.