Tarumba Jove obri la matrícula de l’escola de teatre

0
1270

Está dirigida a jóvenes de 12 a 18 años de Alzira y de la comarca

Y patrocinada por el área de Educación del Ayuntamiento de Alzira

La escuela ha ganado este año la fase autonòmica de los Premios Buero de Teatro Joven, convocados por la Fundación Coca-Cola i el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

 

Desde el 15 de septiembre y hasta final de mes está abierto el plazo para matricularse en la Escola de Teatre Tarumba Jove. Va dirigida a jóvenes entre 12 y 18 años y los interesados solo tendrán que abonar una matrícula de 20 € para todo el año, ya que está patrocinada por la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Alzira. Deberán ponerse en contacto con su director a través del correo joseantonio@tarumba.com.  El curso comienza en octubre y se extiende temporalmente desde este mes hasta finales de junio. En julio, se ofrecerá una muestra del trabajo desarrollado. Aunque los interesados pueden elegir inicialmente entre el martes o el jueves de 16.30 h. a 18.30 h, podría formarse un grupo a las 17.30 h si hay suficientes alumno/as que lo soliciten. Las clases tendrán lugar en el IES Josep Mª Parra, que colabora con la Escola.

Este proyecto de La Tarumba pretende ofrecer a los jóvenes de Alzira y de la comarca una alternativa de ocio y de formación artística y humana. La práctica teatral es una actividad inigualable desde el punto de vista pedagógico, terapéutico, de integración social y de motivación: despierta en los adolescentes la creatividad y la fantasía; les educa como ciudadanos y como seres críticos en su mundo; les acostumbra a trabajar en equipo; fomenta la adquisición de destrezas y habilidades expresivas; favorece situaciones que permiten la expresión de las emociones, de los sentimientos y de las ideas y opiniones; les ayuda a desinhibirse y adquirir autoestima, a dominar sus impulsos, a controlar situaciones…

La consecución de una meta común, ofrecer una muestra del trabajo en julio delante de compañeros, amigos, familia e, incluso, desconocidos, aglutina al grupo, potencia la disciplina y les motiva a trabajar y superar las dificultades.

«Hacer teatro», en definitiva, no para convertirse en actores (que también), sino, fundamentalmente, para adquirir y potenciar destrezas básicas, para comprender y conocer mejor al ser humano, facilitando el conocimiento de sí mismo y de la realidad, y para formar a quienes lo practican como público, fomentando el respeto, el interés y la actitud crítica.

 

ASOCIACIÓN CULTURAL LA TARUMBA