L’Hospital d’Alzira informa a 500 embarassades sobre l’anestèsia epidural

0
1142
  • El centro alzireño programa 2 charlas al mes para acercar este tipo de analgesia a las futuras madres

 

En el primer semestre de 2018, el Hospital Universitario de la Ribera ha ofrecido información a un total de 477 embarazadas sobre la utilización de la analgesia epidural, cómo se realiza, los beneficios que produce y los riesgos que se asumen con su uso.  Esta información se ha impartido a lo largo de 12 charlas que el Servicio de Anestesia, Reanimación y Terapéutica del Dolor del centro alcireño ha realizado entre enero y junio de este año, dos por mes, con el objetivo de que las futuras madres dispongan de toda la información que necesitan a la hora de decidir cómo darán a luz cuando llegue el momento.

Según ha destacado la Dra. Ramona Andrés, anestesista del Hospital de la Ribera, “el dolor que puede sentir una mujer durante el parto no es igual en todos los casos, y depende de factores como el nivel de tolerancia al dolor, el tamaño y la posición del feto, la intensidad de las contracciones uterinas, la duración del parto y la experiencia de anteriores alumbramientos”.

Cabe destacar que, cada año, unas 1.800 mujeres dan a luz en el Hospital Universitario de la Ribera, de las que aproximadamente el 70% lo hacen con analgesia epidural. Este tipo de anestesia se aplica a todas las mujeres que lo solicitan y en las que no existe contraindicación médica.

En todos los casos, se realiza una valoración individual para determinar si se puede realizar esta técnica.  La analgesia epidural es, hoy por hoy, el método más eficaz que se conoce para aliviar el dolor durante el parto. Este tipo de analgesia permite aliviar el dolor de las contracciones del parto, mediante la administración de anestésicos locales en el espacio epidural de la mujer. “Su utilización es segura tanto para la madre como para el bebé, si bien, como cualquier técnica anestésica, precisa de habilidades, precauciones y experiencia a la hora de aplicarla, con el fin de minimizar los riesgos.

Por ello, solo puede ser aplicada por un médico especialista en Anestesiología y Reanimación”, ha destacado la Dra. Andrés. Entre las ventajas que ofrece este tipo de anestesia, la analgesia epidural mejora la respiración y la función del corazón de la madre, puesto que evita los efectos perjudiciales que el estrés y el dolor producen sobre la madre y el feto, y permite la colaboración de la madre durante el parto.