L’atura baixa de 22.000 persones a la Ribera en reduir 253 desocupats en juny

0
472

Treballadors Ugt 

Roselló: “El abuso de los contratos temporales y precarios incrementa la pobreza laboral”

 

La protección de las personas sin empleo se reduce mes a mes

 

Según las cifras publicadas por el SERVEF, el paro registrado en el mes de julio en la Ribera, se ha situado en 21.918 personas, es decir, 253 parados menos que en el mes de junio.

Por su parte, los datos anuales indican que tenemos en este julio, 2.825 parados menos que el mismo mes del 2016 lo que supone una reducción de desempleo anual del 11’42 %.

En cuanto a la contratación,  se han registrado 12.109 contratos en julio 2017, lo que ha supuesto 1.126 contratos más que en el 2016 es decir un 10’25 % de incremento interanual. Por géneros, 4665 han sido a mujeres (38’53 %) y 7.444 a hombres (61’47 %). La contratación indefinida mensual es de 704 contratos y la contratación temporal es de 11.405 contratos lo que significa un  94’19 % y la indefinida en 5’81 %. Respecto julio 2016, la indefinida disminuye en 23 contratos (-3’16 %) y la temporal aumenta en 1149 contratos (11’20 %). Los contratos de julio 2017 han sido tanto en los temporales como en los indefinidos, un 66’37 % a jornada completa y un 33’63 % a tiempo parcial.

Estos  datos conocidos en el día de  hoy del paro registrado, es un dato que Raül Roselló valora como positivo a nivel estadístico, pero insiste que el mercado laboral sigue enquistado en la temporalidad y aunque aumenta la afiliación a la Seguridad Social está se ve empañada por la precariedad y por la excesiva rotación de los trabajadores y trabajadoras, de ahí que éste presente laboral afecte a nuestras  carreras de cotización y a su vez, a las prestaciones  por desempleo y a las pensiones futuras.

Según Roselló, no debemos olvidar la trayectoria que está marcando el mercado laboral:

– El empeoramiento de la calidad en el empleo, marcada por más precariedad, derivada del abuso de la temporalidad  y de la contratación a tiempo parcial involuntaria (en julio sólo — de cada 100 contratos registrados son indefinidos a tiempo completo), que conduce a un continuado desgaste del bienestar de las familias.

La protección de las personas sin empleo se ha ido reduciendo en estos años, debido al desmantelamiento del sistema de protección por desempleo: la tasa de cobertura, se sitúa en un 45’96 %, es decir más de la mitad de las personas sin empleo no cobran ningún tipo de prestación. Un hecho que, unido a la persistencia del paro de larga duración y al efecto desánimo por un descenso de la población activa en paro que pasa a la inactividad, constituyen situaciones que incrementan el riesgo de pobreza y de exclusión social entre los hogares.

Las políticas de protección por desempleo deben reforzar y ampliar las prestaciones contributivas y asistenciales, aumentando el grado de cobertura. En este sentido, UGT recuerda que una de las tareas de la mesa de diálogo social es revisar el actual sistema de protección al desempleo, con el objetivo de corregir las insuficiencias, al tiempo que se reordenan los distintos tipos de prestaciones, subsidios y rentas asistenciales.

Es fundamental analizar todos los programas de protección para los desempleados con mayores dificultades, con el fin de poner en marcha un verdadero plan de choque por el empleo y mejorar la protección de las personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here