L’Alzira goleja el Segorbe (3-0) en el Suñer Picó i continua en el pòdium del grup

0
440

Alzira Segorbe 3-0Amplia victoria del Alzira sobre un flojo Segorbe, que no fue capaz de sorprender como en la primera vuelta y que pudo recibir una goleada de escándalo. Los azulgranas se mantienen en la zona de promoción de ascenso y ven alejarse a un rival que venía enrachado, el Torre Levante, que perdió en Castelló.

El Alzira dominó a placer a un equipo que no había puntuado en los 15 desplazamientos lejos del Sisterre y que fue al Suñer Picó a defenderse con un 1-5-4-1. Dani Ponz tuvo que improvisar un equipo sin delantero nato ante la baja de Álex Fernández y que Mauro estuviese en el banquillo al no haber entrenado por lesión. Los ribereños atenazaron a los visitantes con múltiples llegadas. Ya Colau avisó a los cinco minutos pero fue superado el ecuador del primer acto cuando llegaron las ocasiones claras que desbarató Carlos. En el 24 Quique Soler enganchó un derechazo desde fuera del área, que rechazó en corto Carlos. Marcó Ferran pero estaba en fuera de juego. Poco después sería Sergio Boix y al final del primer acto Tendillo.

Tras el descanso, Quique Soler y Gisbert dejaron su sitio a Ubach y Mauro que dieron aún más mordiente al equipo. El gandiense lo intentó desde el inicio con un disparo a la media vuelta que volvió a sacar el meta segorbino. Las internadas de Ubach estaban siendo fundamentales para que con sus centros lo intentara Víctor Ruiz por dos veces sin fortuna. Por fin, en el 59, Axo, que también llegaba al partido sin apenas entrenar por una lumbalgia, se internó hasta el área pequeña y abrió la lata fusilando por abajo a Carlos. Siguió el acoso y derribo hasta que en el 85 el alzireño Javier García fue objeto de penalti, que él mismo transformó con un tiro raso y ajustado al palo. Ubach puso el colofón a su gran partido con un jugadón, en el que se marchó de cuatro defensores y enganchó un derechazo que entró como un obús al fondo de las mallas.

El Alzira jugará el domingo a las 17 h. contra un renacido Torrevieja, en el Nelson Mandela.

Alineaciones:

Alzira: Ovejero; Quique Soler (Ubach, 46′), Tendillo, Ferran, Axo; Sergio Boix, Gisbert (Mauro, 46′); Víctor Ruiz, Javier García, Colau (Prieto, 82′) y Álvaro

Segorbe: Carlos: Jorge, Fortea, Bily, Andrés, Diego Gallardo; Mousin, Ricky, Víctor, Borja (Ahmed, 60′) y Sampa (Hamza, 82′)

Gol: 1-0 m. 59 Axo, 2-0 m. 86 Javier García (p), 3-0 m. 92 Ubach

Árbitro: Cristian Campo Hernández, asistido por Sánchez Rodríguez y Oliver López. Amonestó a los locales Gisbert y Prieto y los visitantes Bily y Diego Gallardo.

Estadio Luis Suñer Picó, ante unos 200 espectadores.

Amplia victoria del Alzira sobre un flojo Segorbe, que no fue capaz de sorprender como en la primera vuelta y que pudo recibir una goleada de escándalo. Los azulgranas se mantienen en la zona de promoción de ascenso y ven alejarse a un rival que venía enrachado, el Torre Levante, que perdió en Castelló.

El Alzira dominó a placer a un equipo que no había puntuado en los 15 desplazamientos lejos del Sisterre y que fue al Suñer Picó a defenderse con un 1-5-4-1. Dani Ponz tuvo que improvisar un equipo sin delantero nato ante la baja de Álex Fernández y que Mauro estuviese en el banquillo al no haber entrenado por lesión. Los ribereños atenazaron a los visitantes con múltiples llegadas. Ya Colau avisó a los cinco minutos pero fue superado el ecuador del primer acto cuando llegaron las ocasiones claras que desbarató Carlos. En el 24 Quique Soler enganchó un derechazo desde fuera del área, que rechazó en corto Carlos. Marcó Ferran pero estaba en fuera de juego. Poco después sería Sergio Boix y al final del primer acto Tendillo.

Tras el descanso, Quique Soler y Gisbert dejaron su sitio a Ubach y Mauro que dieron aún más mordiente al equipo. El gandiense lo intentó desde el inicio con un disparo a la media vuelta que volvió a sacar el meta segorbino. Las internadas de Ubach estaban siendo fundamentales para que con sus centros lo intentara Víctor Ruiz por dos veces sin fortuna. Por fin, en el 59, Axo, que también llegaba al partido sin apenas entrenar por una lumbalgia, se internó hasta el área pequeña y abrió la lata fusilando por abajo a Carlos. Siguió el acoso y derribo hasta que en el 85 el alzireño Javier García fue objeto de penalti, que él mismo transformó con un tiro raso y ajustado al palo. Ubach puso el colofón a su gran partido con un jugadón, en el que se marchó de cuatro defensores y enganchó un derechazo que entró como un obús al fondo de las mallas.

El Alzira jugará el domingo a las 17 h. contra un renacido Torrevieja, en el Nelson Mandela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here