El cultivo de guayabas y papayas nuevas alternativas al naranjo y kaki en la Ribera

0
1631
Arnold Gramatges en el campo experimental de guayabas
Arnold Gramatges en el campo experimental de guayabas

Las frutas tropicales como guayabas y papayas, entre otras, constituyen nuevas alternativas al cultivo de cítricos en la comarca de la Ribera que se adaptan a los terrenos de la comarca más próximos al litoral ante el incremento de las temperaturas y la selección de variedades aclimatadas al clima mediterráneo.

La empresa Vervit Ibérica cuenta, desde hace varios años, con unos viveros en el Mareny de Cullera. Dos ingenieros especialistas en el cultivos de frutos tropicales, ambos de origen cubano,

Carlos Terol (comercial) con el gerente Juan Nivaldo Pérez
Carlos Terol (Smart Eco Farmsl) con el gerente Juan Nivaldo Pérez

experimentan desde hace 5 años con una treintena de variedades de guayabas en una parcela de 6 hanegadas ubicada en el término de Albalat de la Ribera.

Carece plagas y de enfermedades

Ahora acaban de encontrar la variedad «14» como la que mejor se ha adaptado a las condiciones del terreno y del clima de la Ribera Baixa; «es altamente resistente y carece de plagas y de enfermedades» asegura a Riberaexpress el técnico Arnold Gramatges sobre la misma parcela. Gramatges explica que la guayaba «se caracteriza por ser antioxidante, muy astringente y por contener 20 veces más vitamina C que la naranja».

El fruto de entre 2o0 y 250 gramos de peso se cosecha entre agosto y febrero. Los árboles guayabos de tamaño similar a los naranjos «son altamente rentables» porque la primera cosecha se recoge a los dos años y un ejemplar está capacitado para producir alrededor de 100 frutos con un peso que puede alcanzar los 80 kg a un precio en campo de unos 3 euros el quilogramo.

En las instalaciones de la partida El Murtar de Cullera, Viverit Ibérica SL cuenta con viveros de plantas tropicales en los que abunda la papaya. Tanto las guayabas como las papayas son plantones reproducidos «in-vitro» procedentes del laboratorio que tiene esta firma en Bélgica. Su gerente, Juan Nivaldo Pérez, un auténtico doctor en frutas tropicales, nos explica las ventajas de estas plantas sobre las que proceden de semillas; «es más precoz al avanzar la producción en un mes» en el caso de la papaya que da sus primeros frutos entre los seis y los ocho meses. La variedad más comercial es la «enana» porque al alcanzar una altura máxima de 1,20 metros, requiere de unos invernaderos menos costosos. Su fruto que alcanza alrededor de 1 kg de peso y se paga a razón de 1,5 euros, produce a lo largo de todo el año hasta 120 quilogramos. También comercializan patatas in-vitro que están teniendo una excelente venta.

Altamente rentables

Pérez, que explica con toda suerte de detalles las características de estas frutas de origen tropical, pero adaptadas a la climatología valenciana, advierte sobre el contenido de la enzima papaïna «que ablanda las carnes».

Los especialistas cubanos insisten en la «altísima rentabilidad» de las guayabas y papayas «muy superior al kaki», unas frutas que se destinan tanto al consumo en fresco como al industrial, sobre todo en mermeladas, almíbar, ensaladas y en dulce como el membrillo.

Y además de suministrar los plantones se encargan de asesorar al agricultor y de comercializar su producción.

IMG_7839
El peso de una guayaba oscila entre los 250 y los 300 gramos

Carlos Terol. director del Programa Smart Eco Farms,  pre

Las papayas alcanzan hasta 1 kg de peso
Las papayas alcanzan hasta 1 kg de peso

tende instalar un laboratorio en la capital de la comarca para evitar la importación de los plantones in-vitro y para potenciar cultivos alternativos ecológicos «al binomio naranja-caqui que ya ha alcanzado su umbral de rentabilidad».

Contacto Carlos Terol

direccion@smartecofarms.com

Tel: 606874942

Riberaexpress

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here