Dos manifestacions una pro i altra antitaurina coincidiran a Algemesí

0
187
  • El recorrido del acto en contra de los toros se ha tenido que variar para que no coincidan ambos grupos

El sábado 12 de septiembre por la tarde, entre la siete y las nueve, las calles de Algemesí se llenarán de los sentimientos que hay a favor y en contra del mundo del toro. Para ese día, jornada principal de montaje de la tradicional plaza de toros, la Delegación del Gobierno ha autorizado sendos actos con fines y objetivos opuestos con la tauromaquia en la balanza. Así, una manifestación protaurina partirá de la calle San José de Calasanz y seguirá por la calle Muntanya hasta llegar a la plaza Mayor, lugar en que se instala el ruedo.

El hecho de que los partidarios del mundo del toro solicitaran con anterioridad la correspondiente autorización para manifestarse también provocará que quienes están en contra deban variar el recorrido inicialmente previsto para que no se encuentren ambos grupos y pueda haber incidentes.

De este modo, la manifestación antitaurina saldrá de la estación de Renfe, seguirá por la calle Arbres para dirigirse a Mossén Blanc y la plaça del País Valencià para concluir su recorrido en la plaça de la Ribera.

El presidente de la comisión taurina, Alberto Fernández, que vivirá su primera semana de toros como responsable del colectivo, señaló que su manifestación únicamente busca «demostrar y mostrar que Algemesí es una ciudad taurina, y lo haremos en un día en que nos juntamos mucha gente para montar nuestra plaza de toros».

La semana taurina de Algemesí se celebrará una semana después, y la intención tanto del gobierno municipal como de la organización de los eventos es que no se repitan los incidentes ocurridos no en una manifestación similar, sino en la primera jornada de las becerradas cadafaleras de la edición del pasado año.

La decisión, aprobada en asamblea de la comisión taurina, de que no se matará a los becerros en un acto en que participan los miembros de las peñas, ha parecido insuficiente en los sectores antitaurinos.

Precisamente lo que se ha considerado un avance en quienes rechazaban las becerradas cadafaleras es uno de los argumentos que han esgrimido desde formaciones como Més Algemesí o Esquerra Unida para no querer unirse a la protesta antitaurina y pedir paciencia para resolver una cuestión que, según consideran, debe dilucidarse a otros niveles.

Manuel Garcia / Las Provincias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here