Un vecino de Carcaixent condenado a seis meses de cárcel por un delito medioambiental

1
361

La sección quinta de la Audiencia de Valencia ha condenado a seis meses de cárcel a un hombre que entre 2000 y 2013 realizó excavaciones y vertidos peligrosos en parcelas de la localidad de Carcaixent sin tener la correspondiente licencia municipal e incumpliendo los procedimientos de evaluación de impacto ambiental y la normativa.

La sala ha dictado esta sentencia tras mostrarse a favor el ministerio fiscal y las defensas en conformidad con el acusado —condenado por un delito contra el medio ambiente— quien llevó a cabo la actividad de explotación tipo cantera dedicada a la extracción de áridos a través de una mercantil con sede en Alzira.

Junto al cauce del Xúquer

Para ello utilizó maquinaria pesada con la que, durante esos 13 años, realizó junto con la excavación, un vertido y relleno en el suelo de las parcelas con residuos medioambientales peligrosos, procedentes de la construcción y entre los que también se encontraban alquitranes, cartones, maderas o plásticos entre otros.

Según los hechos probados, estas parcelas tenían en parte naturaleza rústica o agrícola y en otra parte la consideración de zona de policía de cauce fluvial del río Júcar. El juez le condena finalmente por un delito contra el Medio Ambiente.

Con esta actuación, se generó en el terreno ocupado una cubeta de grandes dimensiones con profundidades variables según las zonas, que en algunos puntos alcanzaron los 12 metros de desnivel, según los hechos probados. Asimismo, se ha producido una modificación irreversible de las características naturales del terreno por la retirada de la cubierta vegetal, excavación del suelo y del material geológico y el depósito de residuos, lo que constituye un grave riesgo para el equilibrio de los sistemas naturales, según señala la sentencia.

1 Comentario

  1. Em pareix temps insuficient per al mal que li ha fet al medi ambient, haguera de retirar tot el mal que ha fet durant els 13 anys. I com fa 13 anys que fent aquestes barbaritats i ningú ha donat part. Vergonyós.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here