Calatayud portarà a la Sindicatura de Comptes les irregularitats en Procarsa

2
439

Ana Calatayud entiende que la auditoría externa y las dimisiones en cadena de algunos funcionarios miembros del Consejo de Administración evidencian el caos de gestión de la empresa municipal.

Los informes entregados por la auditoría externa de la empresa pública municipal Procarsa de los que hemos tenido conocimiento en la Junta General de Accionistas celebrada este miércoles, describen numerosas irregularidades, esto junto con las constantes dimisiones de funcionarios incluidos en el Consejo de Administración,  evidencian el caos de la gestión llevada a cabo por el mismo y que ha estado formado por populares y Juan Albert, en los últimos años.

Además, cabe poner de relieve, el escaso margen de maniobra e independencia del que dispone la gerencia de PROCARSA respecto del poder político imperante en estas legislaturas, que ha estrangulado cualquier intención de cambio en el «modus operandi» en la gestión y administración de la misma, convirtiéndose de este modo, en instrumento al servicio del equipo de gobierno para alcanzar, en ocasiones, fines que no se ajustan a su objeto social.

En la  Junta celebrada, se ha procedido a la aprobación de las cuentas del ejercicio 2014 sin incluir el preceptivo informe de la Intervención municipal, una irregularidad más que se suma a las que figuran en la auditoría.

Calatayud, acompañada del recién nombrado concejal de UxV, Juanjo LLopis, ultimarán la próxima semana el escrito de denuncia a la Sindicatura de Cuentas, para que sea el organismo público quién realice una nueva auditoría operativa, de legalidad y financiera en la empresa pública de los últimos cinco ejercicios y se revisen las cuentas de los mismos.

Además señala que, en este caso y debido a que Procarsa se nutre casi exclusivamente de fondos municipales, reviste relevante importancia, pues la empresa municipal factura anualmente al Ayuntamiento más de 1,5 millones de euros,  UxV espera que este órgano fiscalizador actúe con contundencia, ya que las irregularidades encontradas por el auditor y las detectadas en el día a día durante la legislatura, son de una gravedad que los ciudadanos de Carcaixent no se merecen.

En el escrito que se está elaborando, Units per València sostiene que el resultado de la auditoría refleja la manera de proceder en cuanto a gestión se refiere, no se celebran reuniones periódicas del Consejo de Administración ni se realiza un análisis del cumplimiento de objetivos aprobados, no existe un procedimiento de cierre que prevenga posibles errores, la amortización de algunos equipos y elementos de transporte ha descendido a pesar de no haberse registrado bajas de este tipo de activos, no siempre se actualizan las conciliaciones bancarias, no se conserva evidencia documental de la autorización de pago realizada por la Alcaldesa, no se puede hacer un seguimiento de la totalidad de facturas a los que se ha dado entrada y se han detectado facturas sin el correspondiente sello de entrada, no existen evidencias de autorización de los pedidos de alimentación y otros tipos de productos que se consumen en los centros externos a la oficina de Procarsa, lo que podría provocar el consumo no autorizado de los mismos y que se incurra en gastos que no se corresponden con los necesarios para la actividad de la empresa, además se ha incumplido con obligaciones formales de presentación de impuestos, el Impuesto sobre el Valor Añadido es objeto de requerimientos por la Agencia Tributaria durante varios ejercicios, el importe de ingresos que reflejan los registros contables de Procarsa para determinadas actividades no coincide con el reflejado en la aprobación de la encomienda, se producen cobros en efectivo sin que se disponga evidencia suficiente de los servicios realizados y cobros producidos, la sociedad no realiza un análisis detallado del gasto registrado en aprovisionamientos, no hay evidencia formal de controles sobre los gastos de locomoción incurridos por parte del personal, además de numerosos incumplimientos en materia de contratación de servicios y suministros y servicios e irregularidades  en la contratación del personal de esta empresa pública, que contaba a finales de 2014 con 108 trabajadores.

Calatayud ha recordado que, ya en el ejercicio 2012, denunció la facturación en exceso al Ayuntamiento de ocho mensualidades por el servicio de grúa municipal, unos 22000 euros, servicio que Procarsa no realizó desde Abril de ese año, pues la grúa se incendió y el servicio lo prestó una empresa externa que cobraba directamente los enganches realizados.

Por ello, Units per València expone en su escrito que “la gravedad de los hechos que se exponen en relación con la operativa contable y fiscal y la repercusión dañosa de los mismos, suponen un quebranto  económico para el  Ayuntamiento, así como una flagrante infracción de la normativa de aplicación”.

2 Comentarios

  1. Jo com a ciutadana de Carcaixent demanaria que Procarsa desapareguera, que la llavor que fan, siga assumida completament per l’ajuntament i que la gent que treballa allí, siga o bé funcionaria en oposicions o bé rode com a borsa de treball, però el caps tots per oposició

  2. Xelo Parece mentira que usted defienda y sea la cara de un partido político. Así ha quedado, porque con sus manifestaciones queda mas que evidente de que no tiene ni idea de como esta la administración pública y las leyes que la rodean. Viva el populismo!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here