El PSPV de la Ribera Alta buscará un espai alternatiu per a la instal.lació del macroabocador

0
231

Dos de las primeras consecuencias que se notarán en la Ribera Alta del cambio de color de las instituciones locales, comarcales y autonómicas se refieren a sendas cuestiones medioambientales.

Según explicó el presidente comarcal de los socialistas en la Ribera Alta, Robert Martínez, su intención, respecto al proyecto de construcción de un nuevo macrovertedero en término de Guadassuar, junto al ya existente, será tratar de detenerlo. Martínez explicó que van a estudiar las ubicaciones alternativas que haya en la comarca y que no tengan «riesgo de contaminación como existía en el proyecto del PP». «La mitad del vertedero tendrá el agua a 20 metros por lo que será totalmente permeable», añadió. Así, afirmó que realizarán un «estudio serio» para decidir entre dos o tres lugares «que sean más viables y seguros porque el primer criterio que se tenga en cuenta ha de ser el de la no contaminación».

Respecto a la adjudicación recientemente realizada por parte del Consorcio de la Ribera-Valldigna, Martínez afirmó que estudiarán el modo en que podrían romper el contrato y se preguntó «cuál era la prisa que tenían y más por parte de una persona que salía (José Ribera, presidente del Consorcio) en un proyecto de 85 millones de euros. Ojalá no encontremos ninguna cosa rara», concluyó el responsable comarcal socialista.

Concesión de agua propia

Por otra parte, Martínez prometió que la Ribera tendrá una concesión propia de agua «como prometió Ximo Puig y se acabará ese tema de mezclar agua buena y mala. Aquí se potabilizará el agua y se distribuirá».

Respecto a los pactos postelectorales que se están desarrollando estos días afirmó que el PSPV va a estar inmerso en 26 gobiernos de los 34 municipios que forman la Ribera Alta. Pidió paciencia a la hora de dar a conocer los acuerdos porque las negociaciones continúan «y el próximo miércoles seguiremos diciendo que sigue siendo pronto», respondió a los periodistas. De este modo, insistió en que no se ha cerrado acuerdo alguno en las poblaciones implicadas. Su regla general será, en primer lugar, no pactar con el PP. Posteriormente, en los acuerdos entre fuerzas de izquierda, se mostrarán partidarios de que gobierne la lista más votada de entre ellas pero manteniendo un criterio a la hora de repartir cargos o alcaldías según la proporción de votos obtenida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here