Mónica Oltra:»Es prioritario abrir los comedores escolares en verano a la reapertura de Canal 9″

0
336

 ‘Primero pactemos prioridades, luego el Consell y la Presidencia’, dice Oltra

  • ‘Me gustaría que Ciudadanos aportara ideas y trabajo. Podrían presidir las Cortes’

  • ‘Las Consellerias no pueden ser reinos de taifas; me gusta el mestizaje’

  • ‘Canal 9 no es la primera medida, prefiero que estén los comedores escolares abiertos’

  • ‘El programa es muy parecido al de Podemos; es imprescindible que estén en el gobierno’

¿Confía en que habrá un gobierno de izquierdas?Absolutamente. Sé que habrá un gobierno de izquierdas solvente y fuerte que rescate personas y devuelva la dignidad a las instituciones.

¿Será usted la presidenta?Yo me presenté para ser presidenta pero quiero hablar primero de que políticas vamos a hacer, cuáles son las prioridades y las primeras medidas a tomar y luego hablaremos de quién compone el Gobierno y quién lo preside.

¿En qué se basa para pedir la Presidencia si usted tiene menos votos que el PSPV?En el contenido de los programas. Tenemos un programa muy parecido al de Podemos que suma 13 diputados. En cualquier caso, hablemos de prioridades, de acometer planes de choque para rescatar a la gente de la pobreza, de rescatar las instituciones de la corrupción, de cambiar el modelo productivo, de hacer una transformación ecológica de la economía, de potenciar la cultura, la investigación, el desarrollo y la innovación que alíe el gobierno, la universidad y la ciencia. Esto concretémoslo en un folio y luego definamos quién es el presidente. Esa es la secuencia.

La negociación no ha empezado con muy buen pie.Creo que obedece más a la ansiedad colectiva que tenemos todos. Hay prisa por cambiar la política, pero la gente debe saber que todavía gobierna Alberto Fabra hasta el 11 de junio que se constituyen las Cortes. Aún tenemos 15 días para hablar de todas estas cosas. La política necesita sosiego y serenidad para asentar unas bases sólidas. No se pueden hacer las cosas atropelladamente.

¿En qué fase estamos?He contactado con Ximo Puig, me he mensajeado con Montiel y le he enviado un mensaje a Carolina Punset porque no quiero dejar fuera a 13 diputados que tienen mucho que decir. He encontrado muchas coincidencias con la candidata de Ciudadanos en temas medioambientales o de igualdad. Me gustaría que tuvieran un papel protagonista y ofrecer sus ideas y trabajo para esta nueva etapa.

¿Va a sentarse el lunes a hablar con Puig y Montiel?Sí, seguro. Para qué vamos a alargarlo más…

¿Cuándo terminarán las negociaciones? Semanas, meses…El día 11, en el momento que se constituyan las Cortes esto tiene que estar cerrado. Hay que facilitarle el trabajo a la Mesa de las Cortes para que el pleno de investidura pueda ser lo antes posible.

¿Sería partidaria de que en el órgano de Gobierno del Parlamento hubiese un representante de cada partido, como ha propuesto el PSPV?Sí, así lo acordamos en nuestra ejecutiva. También me gustaría que el presidente de las Cortes no coincidiera con un partido que forme parte del Gobierno o, por lo menos, no coincida con la jefe del Consell.

¿Ve a Podemos en el gobierno?Me parece imprescindible que esté. No se puede perder inteligencia colectiva. Este territorio está en situación de emergencia. O somos capaces, con generosidad y humildad, de aportar todos nuestras ideas para sacar a la Comunidad del pozo o de verdad no nos merecemos que la gente nos haya votado.

Si Podemos entra en el Consell, siguiendo la hoja de ruta de Pablo Iglesias que dice que ellos no estarán en ningún gobierno presidido por un socialista, ¿usted será presidenta?Yo siempre veo más opciones.Y entonces la Presidencia de las Cortes sería para el PP porque Ciudadanos no parece interesado en tener cargos institucionales.Preferiría que, en este momento, el PP no ostentara este cargo. Si los populares estuvieran en una situación de normalidad democrática probablemente sería una idea a tener en cuenta. Ciudadanos yo creo que sí que podría estar ahí, porque me parece importante que el poder legislativo controle de verdad al Gobierno. Cuanto más control tenga el nuevo Gobierno, más durará.

¿Cómo vería una Presidencia de la Generalitat rotatoria, dos años cada uno?Es otra posibilidad pero me la tendría que pensar, las rotaciones a mí no me acaban de convencer aunque no me cierro a esa posibilidad.

¿Si no es presidenta sería vicepresidenta?Yo quiero contribuir a ese cambio político y dije que podía ser presidenta o podía barrer el Palau.

¿Y portavoz del Consell?Sí podría hacerlo también. Estoy abierta.

¿El pacto debería ser global, que se acuerden también las alcaldías o la Diputación de Valencia?Ese cambio de sillitas es lo que la gente rechaza de la política. Se trata de construir gobiernos que faciliten la vida las personas.Ada Colau habla de que para abrir los comedores escolares se sacará el dinero de la Fórmula 1.

¿De dónde recortarán ustedes?Primero tendremos que analizar la situación económica porque según las últimas noticias ha aumentado el déficit un 440%. Cualquier partida prescindible se eliminará con tal de cumplir con el pacto por la infancia de Unicef. Entre, por ejemplo, montar un gran stand en Fitur -se pueden hacer cosas más modestas- y que coman los niños, estoy convencida de que no habrá nadie que dude. O con los 7.000 euros que se gasta Rita Barberá todos los meses en caprichos fíjense si pueden comer niños.

¿Las consellerias se repartirán en base a los votos de cada partido?Si al final vamos a la dialéctica de los números parece que finalmente tendrá que ser así. A mí me gustaría otro tipo de criterio, pero si alguien se empeña…

¿Serían consellerias con una autonomía total o vamos a un modelo como hubo en otras regiones donde, por debajo del conseller, había un viceconseller de otro partido?A mí me gusta el mestizaje. No sé si la figura sería un viceconseller prefiero que la cosa esté mezclada para evitar que una conselleria sea un reino de taifas de un partido.

¿Eso no llevaría a una duplicidad de cargos para controlarse?No. Cada cargo debe tener una función y no se trata de controlar sino de trabajar y aprender a hacerlo juntos. Si empezamos a mirarnos de reojo mal vamos. Mi idea es que haya solo tres personas de confianza por conseller y el resto funcionarios.

¿Pondría a personas independientes en el Consell?Sí, a personas que, sin carné, tienen un compromiso político.

¿Sería partidaria, como propone el PSPV, de llevar la Conselleria de Turismo a Benidorm?Soy partidaria del modelo que sea eficaz. Porque claro, llevar una conselleria a Benidorm aleja mucho a Oropesa.

¿Cuáles deben ser las prioridades del nuevo gobierno? ¿Cuáles serán las primeras medidas de urgencia que se tomarán?Debemos dar respuesta a las 12.000 solicitudes de la renta de ciudadanía, abrir en verano los comedores escolares, responder a los demandantes de la dependencia…

¿Y a nivel simbólico?Reparar heridas abiertas con colectivos como las víctimas del metro, los discapacitados, los interinos de educación o los afectados por el cierre de unidades escolares públicas.Hay cuestiones que preocupan más a medio y largo plazo.

¿Qué va a pasar con la educación concertada? ¿Se le van a poner trabas?La prioridad está en quitar barracones. Lo que no se van a quitar son unidades educativas públicas.

¿Es una prioridad Canal 9?(Se lo piensa) Es una cuestión importante pero desde luego no va a ser la primera medida del Gobierno.Entonces difícilmente estará el 9 de octubre como se prometió…Yo no prometí nunca que estuviera en esa fecha.Gente de su coalición sí.Me parece más importante que estén los comedores abiertos. Eso sí que debe estar este verano porque los niños comen todos los días. Lo cual no quiere decir que lo de Canal 9 se tenga que retrasar dos años. La gente también tiene derecho a la información, que es un derecho fundamental recogido en la Constitución.

¿Qué harán con el modelo Alzira? ¿Rescatarán la concesión?Presentamos ante las Cortes una ley de transición en las que se planteaba cómo debía hacerse la transición de la gestión privada a la pública. Lo importante es hacer una transición que no se note pues estamos hablando de pacientes y el servicio no se puede interrumpir.Hay muchas quejas con el hospital de la Marina.Aquí hay otro escenario y es revisar los incumplimientos de la concesionaria.

¿Gobernar, como decía el ministro alemán de finanzas a Varoufakis, es una cita con la realidad?Con la realidad pero también con la necesidad, con la angustia y con la esperanza.

¿Usted cree que podrá ejecutar el 100% de sus promesas electorales?Yo no he prometido, yo me he comprometido con unas políticas. Por ejemplo, queremos que se devuelva hasta el último céntimo de la corrupción, es un compromiso, ¿significa que si no lo conseguimos estamos faltando a un compromiso?

¿Se personará la Abogacía de la Generalitat en estos casos?Sí, como perjudicados, para intentar recuperar el dinero sustraído.

¿Rebajarán al 3% la barrera electoral?Sí de Compromís depende sí, pero se necesita mayoría cualificada.Hemos visto a Joan Ribó diciendo que cada uno lleve la bandera que quiera y, en la noche electoral, había en la celebración de Compromís muchas senyeras, ¿está cambiando algo?Suscribo lo que dice Ribó, que cada uno lleve la bandera que quiera y en las instituciones ondearán las oficiales y, los días especiales, otras enseñas, por ejemplo contra el cáncer de mama o en favor del movimiento LGTB. A mí me gustan las banderas que unen a las personas.Ustedes han entrado en el mundo de las Fallas, del Valencia CF, ¿eso tamiza el discurso catalanista que hubiera asustando al votante?

¿Les ha salido bien la estrategia?No es una estrategia, es lo que somos. El estigma de catalanismo es el que nos ha intentado atribuir el PP para demonizarnos. La noche electoral lo primero que pensé fue en mi padre y la frase que me salió fue: ‘Papá el Valencia está en la Champions y Compromís también’.

¿Está más cerca del republicanismo de Blasco Ibáñez o del revisionismo de Joan Fuster?Estoy más cerca del siglo XXI. Estoy en comunión con un movimiento ciudadano que está cambiando la política.Desde las bases de Podemos y de Compromís se habla de hacer en los diferentes territorios una confluencia de cara a intentar batir al PP en la generales.

¿Cree que Compromís y Podenos llegarán a entenderse?Me veo hablando. Una vez una persona me dijo que nosotros éramos prePodemos, pues Compromís tiene esa connotación de movimiento en el que hay partidos pero también personas independientes.Pablo Iglesias cada vez que le ponen un micrófono delante la piropea a usted y a Compromís.Sí, nos sentimos cercanos en la forma de entender y sentir la política.

¿Ve usted una candidatura conjunta Compromís-Podemos para las Generales en la Comunidad?Me gustaría hablar de ello, lo podría ver con buenos ojos.¿Y le gustaría encabezarla?,¿Se ve haciendo política en Madrid?No. Sería un honor, pero mi lugar está aquí, soy de tierras chiquitas.Hay quien dice que ha trazado por una estrategia de ganar-ganar: pujar fuerte por la Generalitat o en ese espacio Podemos-Compromís.A veces se nos atribuyen estrategias que ni siquiera lo son y más en un momento de vorágine. Mi estrategia es que tener un buen gobierno.

¿Cuál ha sido la clave del éxito de Compromís?El trabajo. Esto no ha sido una campaña de 15 días, sino un trabajo de años. Nosotros no hemos estudiado los problemas de los valencianos en la estadística, nos los han contado ellos. Hemos sido los únicos que nos hemos atrevido a ir a los barrios y a someternos a las preguntas de la gente a pecho descubierto.

¿Y cómo explica el éxito en Valencia ciudad que ha sido históricamente la china en el zapato del valencianismo político?Compromís es un movimiento que va más allá del valencianismo político. El grupo municipal ha planteado los temas medioambientales y ha sido el artífice de que se acabara con las tarjetas y los coches oficiales nada más llegar. El éxito de Compromís es reivindicar dos cosas: Que no hay ciudad que esté en el mapa si sus ciudadanos no están en el mapa y revindicar los barrios no solo la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Hay analistas que apuntan a que estas elecciones son como las del 78 y anticipan un cambio en la que desaparecen dos grandes partidos y surgen otros dos. ¿Estamos en ese momento?Creo que habrá un gran cambio, que será el multipartidismo. No me gustaría que hubiera otro bipartidismo que sustituyera otro bipartidismo, eso sería un fracaso. Quiero instituciones donde prime no el voto sino la palabra. Esa es la gran revolución. La de la palabra.

El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here