Alzira deixarà de fer olor a ceba en el termini d’un any (RIBERA TV)

0
1159

«Pronto se acabará el olor a cebolla». Las palabras de los gerentes de Eurocebollas quisieron dejar claro desde el principio de su discurso que una de las principales conclusiones de las nuevas instalaciones serán el cierre de las quejas que, durante las últimas décadas, han realizado los vecinos y visitantes de Alzira.

Al mediodía de ayer se colocó la primera piedra de estas nuevas instalaciones, que estarán situadas a más de tres kilómetros del casco urbano, y que, en el plazo aproximado de un año, permitirán solventar un motivo de queja que la alcaldesa ha transmitido a José y Francisco Alberola, los hermanos gerentes de un negocio en cuyas nuevas instalaciones se invertirán nueve millones de euros.

 

 

En una parcela de 52.000 metros cuadrados se incluirá la nave, de unos 17.000 metros cuadrados, que prácticamente duplicará la actual plantilla de 70 trabajadores, la gran mayoría discapacitados. Con un tratamiento actual diario de 290.000 kilos, la previsión es que en un futuro se alcancen los 400.000 kilos para seguir vendiendo cebollas en sus diferentes vertientes (frita, caramelizada o congelada) a más de 20 países. La opción de ubicarse en el polígono industrial El Pla se descartó por las necesidades de terreno, inviables en esta zona, y para no seguir causando molestias con los olores a los alcireños. «Nos hemos ido al medio del campo», señaló uno de los responsables de Eurocebollas.

Tanto Bastidas como los gerentes reconocieron que las negociaciones para instalarse en las nuevas instalaciones pusieron sobre la mesa la posibilidad de que el negocio abandonara el término, algo que no quería ninguna de las partes.

El conseller José Císcar destacó la historia de esta empresa, «desde los años 80» y el hecho de que el 8% de la facturación se destine a I+D+i. «La industria agroalimentaria valenciana ha resistido la crisis y ha crecido un 4% por encima de la media española», afirmó, y bromeó con los responsables de Eurocebollas sobre «el susto» que pueden tener al realizar la inversión, «pero el tiempo os dará la razón».

Manuel Garcia / Las Provincias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here