La Delegació de Govern prohibeix la part aèria del Concurs de Mascletaes d’Alzira

1
352
Mascletà de l’any passat
Mascletà de l’any passat

Las consecuencias del acto del alcalde de Cullera, Ernesto Sanjuán, quien ordenó, el pasado mes de abril, el lanzamiento de un castillo de fuegos artificiales pese a haber una situación de alerta máxima y por el que está siendo juzgado, siguen coleando. Muchos municipios se han visto obligados a cambiar la ubicación o suspender la celebración de estas actividades pirotécnicas al encontrarse a una distancia determinada de zonas verdes.

El último caso se producirá en la ciudad de Alzira, donde se verá afectado el concurso nacional de mascletaes que se celebrará en la localidad del 14 al 19 de marzo. El acto se seguirá teniendo lugar, pero eliminando la parte aérea y centrándose únicamente en la terrestre.

 

 

Una notificación de la Delegación del Gobierno ha advertido de que la ubicación habitual del lanzamiento de las mascletaes, en la plaza del Reyno, no cumple con la distancia al barranco de Barxeta. De este modo, la proximidad al malecón hacen imposible el lanzamiento del disparo aéreo según la notificación realizada el jueves desde la Delegación del Gobierno como señalaron fuentes municipales.

Tras recibir esta notificación, desde el ayuntamiento se iniciaron unas conversaciones con la Delegación del Gobierno que no tuvieron resultado positivo al encontrarse con una postura firme enfrente. Así, minutos después de las ocho de la tarde de ayer, Vicente Muñoz, presidente de la Junta Local Fallera, y Rafael Fita, concejal de Fiestas del ayuntamiento alcireño, emitían un comunicado en el que informaban de los cambios en el concurso de mascletaes.

De este modo, explicaron que la segunda edición del concurso nacional de mascletaes se realizaría únicamente en la modalidad terrestre tras la decisión tomada por el ayuntamiento, la Junta Local Fallera y las cinco empresas pirotécnicas que participarán en el concurso.

Desde el consistorio explicaron que el hecho de que se trate de espectáculos pirotécnicos en los que se lanzan entre 50 y 100 kilos de pólvora hacen necesario que sean aprobados por parte de la Delegación del Gobierno. Desde el ayuntamiento tienen palabras, aunque sin nombrarlo, para la situación generada en Cullera, que ha provocado un cumplimiento mucho más estricto de esta normativa para el lanzamiento de material pirotécnico: «Ante determinadas situaciones de emergencia producidas el pasado año con este tipo de espectáculos, el control es mucho más exhaustivo».

De todos modos, desde el consistorio confían en que esta situación sólo se dé este año, ya que «se está a la espera de la próxima aprobación de la orden de la Conselleria de Medio Ambiente al respecto, lo que permitirá, para ediciones futuras, poder realizar el concurso o cualquier espectáculo pirotécnico tanto aéreo como terrestre».

De este modo, «y para no proceder al cambio de ubicación del recinto, y tras el consenso por parte de las empresas pirotécnicas, se ha decidido, tal y como marca la ley, que el disparo de las mascletaes será en la modalidad terrestre, en la ubicación habitual».

Finalmente, desde el ayuntamiento quisieron lanzar un mensaje de optimismo y de cierto ánimo al señalar que este hecho «hará que las mismas sean mucho más intensas en la sensación final».

Cabe recordar que no solo los ayuntamientos se están viendo afectados por la situación generada en la localidad de Cullera. El pasado mes de diciembre, durante un encuentro celebrado en Algemesí, fuentes de la asociación pirotécnica valenciana cifraron en un 30% la bajada en la facturación desde el mes de abril debido a la aplicación más estricta de la normativa por lo que respecta a las distancias con la masa forestal o los barrancos a partir del incidente de Cullera.

«Los barrancos nos han hecho más daño que la masa forestal», explicaron, pese a que la distancia mínima de lanzamiento prevista (150 metros) es menor que los bosques y masa forestal (500 metros).

Esta situación ha venido a agravar las consecuencias de la crisis, que ha incluido, además del descenso en la facturación apuntada desde el sector pirotécnico, la desaparición de tres empresas durante este año. Así, confían en que la normativa cambie y sea más permisiva.

1 Comentario

  1. Vergonzosa la escusa del edil de Fiestas, ahora resulta que las cañas del Barranc de Barxeta corren peligro por la parte aerea de la Mascletá, SERAFIN nos la ha metido hasta el manec. INEPTOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here