El bon oratge i les temperatures primaverals apunten a falles

0
236

Sol, sol y más sol, incluso calor, relativo pero notable para esta época del año, marcan el pronóstico del tiempo para los próximos días en la Comunitat Valenciana y especialmente en Valencia, donde ni siquiera parece probable que el viento pueda dificultar rituales destacados como el de la «plantá».

Por el momento el pronóstico es prácticamente unánime y no trae otra cosa que estabilidad y pocos movimientos en la atmósfera hasta la festividad de San José, lo que se traduce en un tiempo muy estable, con ausencia total de precipitaciones y en el que ni siquiera se espera la aparición del molesto poniente, lo que inicialmente ayuda a contener las temperaturas hasta que el viento gire a componente sur en el inicio de la próxima semana .

En esta línea, el pronóstico oficial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) preve para hoy vientos flojos y variables, temperaturas máximas estables, en línea con las de ayer, y ligero descenso de las mínimas (uno o dos grados) que pueden dejar heladas débiles en el interior.

El sábado se mantendrá la misma situación, con predominio de las brisas, flojas, y así seguirá también el próximo domingo, siempre con cielos despejados y ninguna probabilidad de lluvia.

El lunes se mantiene la estabilidad pero aparece por primera vez la posibilidad de que aumenten las temperaturas máximas.

La situación de plena estabilidad podría ir a más con el establecimiento en Centroeuropa de una gran dorsal alimentada por altas presiones desde el continente africano y que dejaría a la península dentro del ramal ascendente de los vientos, claramente del sur y con capacidad para disparar las temperaturas máximas durante el día, aunque por la la noche las temperaturas mínimas bajarán.

Según el modelo meteorológico norteamericano,el GFS, hay que esperar a la modelización prevista para el mediodía del domingo 15 para ver un ligerísimo riesgo de lluvia y limitado al sur.

Ya para el día 20, tras las Fallas, los modelos insinuan un cambio radical de tiempo, con lluvias y posibilidad de nevadas en el entorno de la cordillera ibérica, aunque los expertos aseguran que a tan largo plazo los modelos no son otra cosa que «ciencia ficción».

Por otra parte, la proximidad de la primavera otorga a la atmósfera una mayor movilidad, por lo que no se descartan cambios relativamente bruscos que modifiquen el pronóstico actual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here