El futbol valencià anirà a la vaga des dels prebenjamins fins a la Tercera Divisió

1
390
  • No hi haurà futbol en cap categoria

    La Federación Valenciana también se posiciona en contra de la ley del Gobierno, que llevaría a la desaparición a la mitad de las escuelas y clubes

  • La medida, que se debe ratificar el viernes, afecta a la jornada del 7 y 8 de marzo

El fin de semana del 7 y 8 de marzo, salvo sorpresa de última hora, los clubes de la Comunitat Valenciana irán a la huelga. Ayer se reunieron en un hotel de Valencia representantes de la mayoría de los equipos de la provincia para escuchar la propuesta de la Federación y madurar la decisión que tomará en asamblea el próximo viernes 27 de febrero. La idea, ante las nuevas normas que ha dispuesto el Gobierno, es parar la competición como medida de presión para alcanzar un punto de acuerdo que se antoja muy difícil.

¿Cuál es el problema? Los clubes están en contra de la decisión del Gobierno de fiscalizar hasta el último euro que gestionan los equipos de fútbol base. Una medida que para muchos significará la desaparición al no poder hacer frente a los pagos tal y cómo los propone el Ejecutivo, además de que se corre el riesgo de que los equipos se vean en el escenario de que nadie quiera entrenar a los pequeños. La previsión es que la mitad de las escuelas y equipos aficionados desaparezcan.

A partir del 1 de septiembre de 2015, cualquier inspector de Hacienda se puede personar en las instalaciones de un club de fútbol para pedir y revisar las cuentas. La conocida como ley del voluntariado persigue que los equipos de fútbol que promocionan la cantera sean considerado una empresa. De esta manera, todos los deportistas y los entrenadores tienen que cotizar. «Cualquier colaborador y voluntario tiene que estar en nómina con IRPF y Seguridad Social. Si un chico por entrenar a un equipo cadete cobra 100 o 120 euros y se tiene que dar de alta como autónomo para pagar más impuestos de lo que ingresa pues, como es normal, no querrá entrenar. No sé dónde van a encontrar los equipos preparadores de fútbol. Además, el gasto para los clubes se puede disparar hasta un 40%», señalan desde la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana.

Alguno apunta que el Gobierno, con esta medida, «igual lo que quiere es adelgazar la lista del paro». Muchos entrenadores son chicos jóvenes que en estos momentos tienen como únicos ingresos la aportación que reciben por preparar a unos niños que, con el horizonte que se presenta, igual tendrían que pagar más dinero incluso para poder desarrollar su afición.

El fútbol valenciano está dispuesto a ir a por todas. El paro anunciado es parcial y el paso siguiente sería el de paralizar la competición a nivel nacional junto a otras territoriales. Además, el presidente de la Federación Valenciana de Fútbol, Vicente Muñoz, se quiere reunir con sus homólogos de otros deportes para hacer un frente común, ya que también se ven afectados.

1 Comentario

  1. Lo que es una verguenza, es lo que pagan los clubs a los entrenadores, y no loscontraten como trabajadores que son, mientras los directivos se hacen ricos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here