El Departament de Salut atén 300 nous casos anuals d’ictus cerebrals

0
573

· Esta Guía recoge todos los protocolos a seguir desde que un paciente de ictus es trasladado a Urgencias hasta que finaliza su neurorrehabilitación. El objetivo es potenciar la eficacia en el abordaje de estos casos complejos.

· El ictus isquémico es el equivalente a un infarto de corazón pero en el cerebro. Cada seis minutos se produce un caso de ictus en España.

El Departamento de Salud de La Ribera atiende cada año más de 300 nuevos casos de ictus cerebrales. Éste es uno de los datos que se ha puesto de relieve en las III Jornadas del Paciente Neurocrítico celebradas esta mañana en el Hospital de Alzira y que han congregado a más de 80 especialistas.

Los especialistas calculan que cada seis minutos se produce un caso de ictus en España, que es el equivalente a un infarto de corazón pero en el cerebro. En la Comunidad Valenciana se atienden anualmente cerca de 10.000 nuevos casos de una enfermedad que es más frecuente a partir de los 55 años y cuyo riesgo aumenta proporcionalmente con la edad.

En estas III Jornadas, organizadas conjuntamente entre el Departamento de Salud de La Ribera y la Cátedra de Neurociencias –formada por la Fundación de Hospitales NISA y la Universidad Cardenal Herrera-, han participado destacados especialistas en la atención neurocrítica, como el Dr. Fuat Arikan, Neurocirujano del Hospital Vall d´Hebron de Barcelona; Dr. Juan Antonio Sinisterra, Coordinador del Servicio de Emergencias Sanitarias de la Comunidad Valenciana; o el Dr. José Luis Llácer, Neurocirujano del Hospital de Alzira.

En este acto, el Departamento de La Ribera ha presentado su nueva “Guía de Actuación ante un Ictus Isquémico para profesionales sanitarios del Departamento de Salud de La Ribera”, con la que se pretende recoger una actualización de los conocimientos neurocríticos y potenciar la eficacia en el abordaje de estos casos complejos para que el paciente recupere la máxima autonomía física, cognitiva y emocional en el menor tiempo posible.

Basado en las directrices de la Conselleria de Sanitat, esta guía recoge, de forma clara y sintetizada, todos los protocolos y procedimientos a seguir desde que un paciente es trasladado por un SAMU hasta el hospital, su entrada al Servicio de Urgencias, su paso por las áreas de Radiología, Cirugía, Cuidados Intensivos o su proceso de neurorrehabilitación.

En palabras del Dr. Javier Perpiñán, Subdirector Médico del Hospital Universitario de La Ribera, “este protocolo de atención integral nos va a permitir seguir ofreciendo a los pacientes que presentan ictus cerebrales una atención eficaz y con unos tiempos de respuesta apropiados a su gravedad.”

En este sentido, según el Dr. Perpiñán, “las primeras tres horas desde el inicio de los síntomas de un ictus resultan claves en el tratamiento de la enfermedad: cuanto más rápido se actúe, más probabilidades tendrá el paciente de recuperarse y de reducir considerablemente las posibles secuelas.”

En la confección de esta Guía han participado, entre otros, profesionales de los Servicios de Urgencias, Intensivistas, Neurocirujanos, Neurólogos, vasculares, logopedas, médicos de Atención Primaria, radiólogos, rehabilitadores, Medicina Interna y miembros de la Dirección de Calidad, los cuales han revisado cuidadosamente todos y cada uno de los protocolos, siempre respetando y garantizando la calidad global de los cuidados.

Entre otros aspectos, esta Guía subraya la importancia de recordar a los profesionales y la población en general los signos de alarma de un ictus -como son la pérdida repentina de la capacidad para hablar, la pérdida total o parcial de la visión en uno o en ambos ojos, o la pérdida brusca de movilidad o sensibilidad de medio lado del cuerpo- para de ese modo poder acelerar la atención neurocrítica urgente en el Hospital.

Ictus: cuando la sangre no llega al cerebro

El ictus -también conocido como embolia o trombosis- se produce cuando no llega al cerebro la sangre necesaria, por lo que las células nerviosas no reciben oxígeno y dejan de funcionar. Sin embargo, cada vez se registran más casos entre los jóvenes, debido, entre otros factores de riesgo, a la hipertensión arterial, las arritmias cardiacas u otras enfermedades del corazón, la diabetes mellitus, la obesidad, el sedentarismo, el tabaquismo y el consumo de alcohol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here