Charlas en Tecma sobre la incontinencia urinaria

0
347

En su labor de proporcionar información útil sobre salud y fomentar la prevención en la sociedad, Clínia Tecma lleva a cabo un programa de charlas gratuitas por diferentes localidades y respecto a diferentes temas de salud.

En esta ocasión es Ana Gil, fisioterapia especialista en uroginecología, la que se está encargando de explicar qué es la incontinencia urinaria, cuáles son sus causas, consecuencias, su tratamiento y también la manera de prevenirla.

Hace unas semanas, Gil impartió su charla en la Casa de la Cultura de Tavernes para el colectivo de Amas de Casa Tyrius y a principios de noviembre, repetirá la misma experiencia en el Auditorio de Benicull para el colectivo Tyrius de esa localidad.

La incontinencia urinaria, según explica la especialista, “es una pérdida involuntaria de orina” aunque “no es una enfermedad en sí misma, sino que es consecuencia de una alteración en la fase de llenado vesical que se presenta en diversas situaciones”. Por ejemplo, una mujer puede sufrir pérdidas al realizar algún esfuerzo, al estornudar, reír o simplemente de manera repentina.  “Tiene una necesidad imperiosa y repentina de orinar, pero es incapaz de retener la orina”, explica Ana Gil.

Existen muchos tipos de incontinencia, así como también diferentes causas que la producen. “La falta de suelo pélvico o los prolapsos producidos por el parto o la menopausia son las causas más comunes de la pérdida de orina en las mujeres”, afirma Gil. Ante ellas existen diversos tratamientos, como los farmacológicos, el de fisioterapia uroginecológica o los tratamientos psicosociales “y es que la incontinencia no solo tiene consecuencias físicas, sino que en ocasiones también produce en quien la sufre episodios de ansiedad, depresión, aislamiento social, inhibición afectiva, sexual o incluso sentimiento de humillación, por lo que hay que atender a múltiples aspectos para tratar este problema”, señala la fisioterapeuta.

Aunque es un problema con soluciones, Ana Gil insiste en sus charlas en lo fundamental de la prevención en este y otros aspectos relacionados con la salud. “Visitar de forma regular al ginecólogo y potenciar el suelo pélvico mediante ejercicios específicos es fundamental”, explica Gil. Además, es bueno evitar el sobrepeso y sustancias que estimulen la vejiga, como el alcohol o los diuréticos. Combatir el estreñimiento y realizar una buena preparación al parto y un buen post-parto también son técnicas que pueden ayudar a que en el futuro la mujer no sufra incontinencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here