Bastidas deixa «en mans dels veïns» el disseny urbà d’Alzira

0
304

 ­El largo proceso de revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Alzira, que prácticamente arranca en la primera legislatura de Bastidas con la elaboración de un Concierto Previo y que sigue abierto, da para muchos cambios. En la planificación que se diseña, pero también en el talante que pretende mostrar el gobierno municipal. De la apuesta a toda costa por los PAI y las macrourbanizaciones derivadas del «boom» urbanístico, a presentarse ahora permeable a la participación para dibujar el futuro de la ciudad, una evolución que tiene un punto de inflexión por la renuncia forzosa al PAI que proyectaba 780 viviendas y un hotel de lujo en la finca de Sos por la negativa de la Conselleria de Territorio a autorizar esa zona residencial.

«Nunca hemos tenido prisa ni hemos querido correr con el PGOU, siempre he querido que el nuevo plan sea participativo y que el futuro urbanístico de Alzira sea elaborado con las aportaciones de todo el mundo». La alcaldesa se descolgaba esta semana con estas declaraciones en una comparecencia ante los medios de comunicación, en la que reiteró sus dudas sobre el futuro de la macrourbanización con 3.000 viviendas y un campo de golf en la Garrofera y dejó claro que el nuevo PGOU tampoco se aprobará en este mandato.

«Siempre he querido tener un campo de golf en Alzira, más grande o más pequeño, pero si no se puede tener porque el criterio de la estrategia territorial de la Comunitat Valenciana es otro, tampoco me voy a empecinar en que eso sea así a costa de que se demore infinitamente», señaló Bastidas, que admitió que ve muy complicado que la zona residencial en la Garrofera salga adelante. Cabe recordar que el ayuntamiento inició en junio un expediente de resolución del contrato suscrito en su día con el agente urbanizador debido a que la empresa que impulsó este PAI de 1,3 millones de metros se encuentra en fase de liquidación. No obstante, el gobierno municipal expresó entonces su intención de mantener esta amplia zona como suelo urbanizable en la revisión del PGOU, aunque la propia Bastidas dejó entrever sus dudas sobre su aprobación final por parte de la Generalitat, que ha rechazado este modelo de urbanismo disperso.

Dos legislaturas sin plan
Con todo, la alcaldesa mostró su intención de intentar convencer a la conselleria al considerar que sería positivo para la Garrofera. Bastidas, sin embargo, recordó el precedente del PAI de Sos –«nos dijo que se tenía que quitar y se quitó», comentó– y señaló que si finalmente Territorio no lo acepta se tendrá que abandonar. «No voy a supeditar lo que creo que es un documento interesante para el futura de Alzira (el PGOU) a nada», incidió Bastidas, que se mostró contundente al asegurar que no tiene intención de aprobar el nuevo planeamiento antes de las elecciones. «Creo que tiene que ser un documento participativo y por eso no hay prisa, el PGOU será como la gente quiera y en el plazo que toca», incidió. Cabe señalar que el primer gobierno de Bastidas ya sometió a exposición pública a principios de 2007 un Concierto Previo, un paso previo en aquel momento a la revisión del PGOU.

P.F. / Levante-EMV

Vista aèria d’Alzira

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here