El Simposio de Jóvenes Filósofos de Almussafes anima a «reflexionar» sobre el mundo

0
349

Alrededor de 200 alumnos de 15 institutos valencianos participaron en el evento, organizado por el Club Unesco y celebrado en el Centro Cultural de Almusafes

Cerca de 200 estudiantes de secundaria y bachillerato y una treintena de profesores de filosofía de un total de 15 institutos públicos y privados de las tres provincias se dieron cita, durante la jornada del pasado miércoles día 14, en el salón de actos del Centro Cultural de Almussafes para participar en el II Simposio de Jóvenes Filósof@s y Humanistas de la Comunitat Valenciana. El Club UNESCO para la Protección del Patrimonio Inmaterial, en su apuesta por la mejora de la sociedad y la necesidad de imprimir una mayor relevancia de la filosofía y las humanidades en el sistema educativo actual, como fuentes de conocimiento esenciales para la formación y el desarrollo de la persona, convocó esta jornada en la que los estudiantes pudieron expresar sus ideas sobre diferentes cuestiones mundiales de forma crítica y libre, además de invitar a la reflexión sobre las mismas de los asistentes. El colectivo de docentes Mussol Paideia 2.0, el propio Ayuntamiento de Almussafes y la editorial Boreal Libros colaboraron activamente en esta iniciativa que apostó por la formación científica del ser humano para conseguir la sabiduría y el conocimiento.

“Saltad al campo del pensamiento y sed críticos” podría ser el lema que centró la jornada de reflexión celebrada en Almussafes el pasado miércoles.

Tal y como comentó Pascual Casañ, responsable de Educación del Club Unesco, durante la inauguración del simposio, la localidad de Almussafes se convirtió en la plaza pública en la que, al igual que en la Grecia clásica, los grandes pensadores debatían sobre aquellas cuestiones que más les preocupaban y, trasladándolo al caso concreto de los estudiantes, “para poner de manifiesto la importancia que la filosofía y las humanidades pueden tener en la formación de las personas, de los científicos”.

De hecho, el objetivo principal del segundo simposio, en el que participaron grupos de alumnos entre 16 y 18 años de 15 institutos de toda la Comunidad Valenciana, se centraba en fomentar el gran papel que juega la reflexión filosófica para la mejora de la sociedad. Sociedad. Casañ citó a Unamuno para dejar constancia de que el gran reto que tiene planteado la Universidad no es hacer de los jóvenes unos buenos médicos, científicos o personas, sino unos grandes en cada una de las profesiones que se elijan “y ese objetivo sólo se podrá conseguir si esas carreras se complementan con estudios filosóficos”.

Por su parte, el presidente del Club UNESCO, José Osuna, quien se declaró “un firme defensor de la filosofía aplicada”, afirmó que “la filosofía está en el ADN de cada uno de nosotros”, además de destacar que el papel de las universidades e institutos radica en formar a las personas sobre tres patrones; el conocimiento, el entendimiento y la energía del amor a la hora de proyectar e inferir de manera positiva”.

La intervención de Gisela Morales, inspectora de la Dirección Territorial de Educación en Castellón, partió de una narración en la que comparó a los alumnos con los cultivos de la tierra, cultivos que sin el correspondiente riego y trabajo de trilla, no producen más que matojos inservibles, y de ahí la importancia de educar y modelar el pensamiento a través de los estudios filosóficos y humanistas.

La necesidad de darle a la filosofía, al conocimiento y a la sabiduría el lugar que se merecen también se puso de manifiesto por parte del alcalde de Almussafes, Albert Girona, quien afirmó que “no existe un intento más patético que una generación intente imponer su forma de entender el mundo a las generaciones posteriores”, destacando que las instituciones públicas y los centros de enseñanza tienen la obligación de incentivar a los jóvenes a que reflexionen sobre todo aquello que les rodea y que lo hagan de forma crítica y con una actitud de estupor total e ininterrumpido para llegar al fondo de todas las cuestiones. Girona parafraseó a Xavier Zubiri para concluir su intervención en el acto de apertura con la cita “Sólo se aprende filosofía, poniéndose a filosofar”.

El director territorial de Educación, Cultura y Deportes de Valencia, Ismael Martínez, cerró el turno de intervenciones del acto de apertura enumerando tres tipos de alumnos según su nivel de implicación ante el conocimiento: los informados, los que además de informados tienen el conocimiento y los que también disponen de pensamiento, conocen los objetivos del milenio de la ONU y son críticos con ellos y estos últimos son los que se nutren de las reflexiones y del amor por la sabiduría que les brinda la filosofía.

El catedrático de Filosofía de la Universitat de València (UV) y decano de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación, Jesús Alcolea, fue el encargado de ofrecer la lección inaugural, a la que siguieron las exposiciones de los trabajos elaborados por el alumnado de los centros educativos, que finalizaron a las 18 horas. Primavera valenciana, El paper de la filosofia, Crisi energètica, crisi econòmica i pèrdua de l’Estat del Benestar, o Implicaciones filosóficas de la evolución, son los sugerentes títulos de algunas de las intervenciones que ofrecieron los alumnos durante la segunda edición del encuentro. Por su parte, el centro de secundaria de Almussafes cerró la ronda de ponencias de la mañana, centrándose en la temática de La Filosofía con sabor a literatura y la literatura con sabor a filosofía.

La nota de color del simposio la generó la actuación-conferencia de Luis Lafont, mago y director artístico de los Encuentros de Magia de Almussafes, bajo el título “La Magia… por cierto”, puesto que los estudiantes disfrutaron de una pincelada de la sabiduría intrínseca al ilusionismo.

El acto se clausuró con la entrega de diplomas a todos los estudiantes participantes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here