El incendio no afecta a la excelente ocupació hotelera de Cullera que alcanza el 90%

0
386

Lejos de la controversia generada en las últimas jornadas por el incendio producido el pasado sábado en la ladera de su montaña, Cullera quiere cerrar sus fiestas patronales con buen sabor de boca y parece que, al menos por lo que respecta al turismo, lo va a conseguir aprovechando el puente del Primero de Mayo.

Las cifras de ocupación para el puente festivo que concluirá el próximo domingo son bastante buenas según explicó el concejal de Turismo de la ciudad, Manuel López. «La ocupación estará rondando el 90%», afirmó.

Para conseguir estas buenas cifras, hay que tener en cuenta que se han unido factores como el buen tiempo o el hecho de que la ciudad esté celebrando unas jornadas festivas con gran cantidad de actividades musicales, culturales y religiosas.

La primera jornada del puente estuvo marcada por el sol. Así, bastantes vecinos de la zona y turistas decidieron acercarse hasta la ciudad costera atraídos por el mar y las actividades festivas. Pero no sólo pasearon junto al mar o disfrutaron del sol, también dejaron dinero en la ciudad.

Desde la hostelería, el balance del día de ayer fue bastante bueno al menos por lo que respecta a la hora de las comidas. Un hostelero que posee un restaurante junto al mar explicó que incluso habían tenido que establecer dos turnos de comidas debido a la gran demanda. Y no parece que esta situación, a la que se añade el hecho de ser principio de mes, con las carteras más llenas de dinero, vaya a variar mucho a partir de hoy. «Puede que mañana (por hoy) sea el día más ‘extraño’ de este puente porque en algunos sitios es fiesta y en otros no, pero ya tengo reservas, tanto para mañana (por hoy) como para el sábado y el domingo. Esperemos que siga yendo todo igual de bien».

La única duda es comprobar si el ritmo de consumo en los restaurantes se mantiene durante cuatro días seguidos.

Por otra parte, y cuando ya han pasado algunas jornadas desde que concluyera la Semana Santa, la visión que se tiene de la misma, observándola en perspectiva, sigue siendo buena. El propio concejal de Turismo se atrevía a apuntar que fue «la mejor de los últimos diez años, sin ninguna duda».

Y no sólo se refería a los hospedajes, que estuvieron con todas las habitaciones prácticamente llenas, sino en el incremento del consumo en los negocios hosteleros de la ciudad, lo cual, según señalaron fuentes municipales, puede convertirse en un primer indicio de recuperación económica.

No fueron pocas las fuentes que advertían de esta situación, de que el balance turístico era mucho mejor que el registrado durante los últimos años.

Esta situación parece que podría tener continuidad de cara al verano al contar ya los establecimientos hoteleros de la ciudad con reservas de cara al periodo estival, algo casi inaudito en los últimos años cuando las llamadas o contactos con hoteles se producían prácticamente en el último minuto a la espera de alguna oferta final o porque los turistas sabían que no se iban a quedar sin espacio y demoraban su decisión hasta el último segundo. «Esperemos que la cosa siga mejorando poco a poco», concluyó López.

Manuel García / Las Provincias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here