Císcar echa agua al conato de incendio del PP en la Ribera por la segunda toma del Xúquer en una reunión secreta

0
128
Císcar amb Bastidas i Botella (arxiu)

El nuevo Plan de Cuenca del Júcar y el protocolo suscrito por el Gobierno Central y la Generalitat que abre la puerta a un nuevo trasvase al Vinalopó han levantado amplollas en la Ribera, incluso en las filas del propio PP y el vicesecretario del Consell y titular de la cartera de Agricultura, José Císcar, se desplazó el miércoles a Alzira para tratar de convencer a los alcaldes del PP de las bondades del Pla e intentar aplacar el amago de rebelión en las propias filas del PP, en una reunión rodeada de la máxima discreción.

No hubo convocatoria oficial de la Generalitat ni not de prensa posterior. Císcar se presentó en Alzira acompañado por la plana mayor de su consellería a una reunión en la que había convocado a los presidentes comarcales, Rafael Soler y Pedro Juan Victoria, y a los alcaldes del PP de algunos de los principales municipios.

Elena Bastidas ejerció de anfitriona en una reunión celebrada en el ayuntamiento de Alzira y a la que también asistieron los alcaldes de Algemesí, Carcaixent, Llaurí y un concejal del equipo de gobierno de Cullera.

Císcar argumentó que el agua del Assut de la Marquesa resultaba muy cara para las comarcas alicantinas y que se estaban buscando soluciones para que tuvieran un precio asumible. Defendió que su obligación era gobernar para todos y, al parecer, alegó que el Plan no contempla expresamente una segunda toma de agua en Cortes de Pallás, o que la asignación de 12 hm3 que plantea hacia el Vinalopó podría salir de la presa de Bellús.

Carlos Alós / Levante-EMV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here