Canal 9 pagó la visita del Papa a la trama Gürtel con el dinero para nóminas

0
296
Pedro García exdirector de RTVV

Hubo un tiempo en el que el dinero no importaba en Radiotelevisió Valenciana, recién extinguida por orden del Gobierno de Alberto Fabra para dar oxígeno al presupuesto público. Canal 9, siendo presidente Francisco Camps, pagó por adelantado a Teconsa (la constructora donde se ocultó la organización de Francisco Correa según todos los indicios) 7,4 millones de euros por el suministro de pantallas de vídeo, sonido y megafonía para la visita del Papa a Valencia en julio de 2006.

Las facturas escandalizaron a técnicos y administrativos porque un proveedor habitual -y la propia trama en anotaciones internas- había valorado el servicio en poco más de tres millones. La Agencia Tributaria sostiene en un informe de 2010 que el resto se repartió en comisiones para los cabecillas de Gürtel.

Los proveedores cobraban a partir de 15 meses menos los aliados de ‘Gürtel’

RTVV no disponía de ese dinero en el presupuesto ordinario y la empresa (que está en fase de liquidación tras haber acordado con los 1.600 ex trabajadores indemnizaciones por valor de 83 millones de euros) ha entregado un documento al Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana en el que confirma que la dirección del ente público, siendo director general Pedro García, presuntamentemanipuló fechas para que Gürtel cobrara la visita por adelantado.

Es decir, pese a que las negociaciones con la trama Gürtel empezaron en 2005, Canal 9 no hizo ninguna reserva en su presupuesto, en parte, porque iba hinchándose a medida que pasaban las semanas. De ahí que los investigadores sospechen que el departamento financiero metió mano al capítulo de nóminas porque era el único apartado al que se podía recurrir para empezar a cobrar el evento semanas antes de que se celebrara, según apuntan fuentes de la investigación a EL MUNDO.

Los trabajadores del departamento económico de RTVV mantuvieron ante el juez José Ceres, que investiga en Valencia esos contratos, que la solicitud de gasto no fue realizada y contabilizada presupuestariamente hasta julio de 2006.

La propia cadena ha trasladado a los investigadores que la documentación pudo manipularse para que en la solicitud de gasto figurara la fecha de 12 de abril de 2006 y así aparentar la existencia de reserva económica dentro del procedimiento.

«Pese a que en el documento ‘Solicitud de Gasto’ figura la fecha de 12 de abril de 2006, de los datos que figuran en nuestro registro informático se aprecia que la autorización de la ‘Solicitud de Gasto’ se incorporó a la base datos el 7 de julio de dicho año», ha explicado al TSJ Canal 9 en un informe reciente. La persona que en última instancia aprobó este proceso fue el ex director general Pedro García,socio de Álvaro Pérez El Bigotes en Orange Market, según la Policía, y ex jefe de prensa de Camps.

Policía y Fiscalía siguen sin tener clara la fecha en la que la mesa de contratación adjudicó a Gürtel la visita, aunque ya no hay dudas de que se hizo sin haber reserva económica. Hasta ahora el sumario señalaba el día 8 de mayo como la fecha de la adjudicación, yTeconsa cobró casi la mitad del evento dos días después, el 10 de mayo de 2006. Ningún miembro de la mesa de contratación (entre los que destaca Vicente Sanz, ex directivo acusado de abusos sexuales a periodistas) está imputado en la causa.

Pedro García inyectó a Francisco Correa 3,7 millones de euros el día de la firma del contrato

Así lo constata una de las tres facturas que la constructora presentó para cobrar el contrato más caro de la historia de Canal 9 y a las que ha tenido acceso este periódico. La primera ascendió a 3,7 millones de euros (con IVA ) y en el concepto incluía la «cobertura televisiva integral en la programación especial que TVV emitirá con motivo de la visita de su Santidad». La segunda factura se presentó el 20 de junio de 2006 (cuatro días antes de que empezara la instalación de pantallas por Valencia) y ascendió a 2,2 millones (IVA incluido). El dinero de ambas facturas se pagó con fondos de otras partidas ya que el evento no tenía capítulo presupuestario. Los investigadores tienen cada vez más claro que RTVV adelantó a Gürtel parte del dinero y el capítulo reservado para nóminas era el único que podía hacer frente a un gasto tan elevado, insisten diversas fuentes.

Gürtel presentó una tercera factura de 1,4 millones (IVA incluido) el 10 de julio de 2006, sólo un día después de que Benedicto XVI regresara al Vaticano. En este caso, según esta documentación, ya existía la solicitud de gasto.

La organización de Francisco Correa no sólo pudo jugar con ventaja en la adjudicación, sino que también en las órdenes de pago.Mientras los proveedores habituales de Canal 9 cobraban con un retraso de entre 15 y 24 meses, según la sindicatura de Comptes, Correa y sus aliados cobraron por adelantado dos terceras partes del evento.

El Mundo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here