Francesc Signes (PSPV) censura a la cúpula de los regantes y pide la dimisión a Císcar y Comos por haber «traicionado» a la Ribera

0
384
Signes, Martínez i Ábalos hui a Alzira
Comos(izquierda) y Císcar (centro), tras él Valero de Palma

El diputado socialista Francesc Signes ha pedido hoy en Alzira la dimisión, «inmediata», del vicepresidente del Consell, José Císcar y del director general del Agua, José Alberto Comos por «engañar y traicionar» a esta comarca al no contemplar el Plan Hidrológico del Xúquer la concesión directa para el abastecimiento de agua a los habitantes de la Ribera.

Signes criticó, con dureza, a la Generalitat por «haber vendido miserablemente a la Ribera» evitando que esta comarca lograra lo que viene reclamando «durante tantos años». En cambio elogió al secretario autonómico de Agricultura, Ximo Vañó al haber dimitido «por pura dignidad política».

Los regantes se venden

Tampoco se libraron de sus críticas los regantes del Xúquer, más concretament «la cùpula» encabezada por el secretario de la USUJ, Juan Valero de Palma, «no entiendo que por un centenar de millones que no son nuevos se hayan abstenido en el Consejo del Agua».

Y explicó que los regantes «han aceptado la discriminación a cambio de recuperar el Plan contra Avenidas del Xúquer y de  finalizar la modernización de los regadíos que deberían  estar acabados en el año 2003». A este respecto el diputado nacional del PSOE, José Luis Ábalos dijo que «los regantes defienden sus intereses», mientras que la Generalitat y el Gobierno «son los que deben velar por los interese públicos».

Ábalos se comprometió a preguntar al Gobierno en la próxima sesión de control por «la discriminación» sufrida por esta comarca en el último plan de cuenca en ser aprobado.

Ábalos lamentó la «prevalencia» de intereses «lucrativos, prebendas y compensaciones» en lo que calificó de «conflicto de intereses» en el que no han habido «negociaciones abiertas» y en la que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, «es un president de cartón, no pinta nada».

Nadie defendió a la Ribera

En parecidos términos, el secretario general del PSPV en la Ribera Alta, Robert Martínez, censuraba al PP por «haber hecho negocio con el agua y beneficiar a Alicante y Castilla La Mancha tra haber vendido a una comarca a la que han dejado a la luna de Valencia».

Según Martínez los intereses castellanos han estado defendidos «por Cospedal», los de Alicante «por Císcar» y «a la Ribera no nos ha defendido nadie».

Los socialistas denunciaron que el nuevo Plan Hidrológico deja «una puerta abierta en el futuro» a una segunda toma del Xúquer, si bien advirtieron que las obras del actual trasvase Xúquer-Vinalopó «no están acabadas», por lo que el agua no ha podido llegar, todavía, a pie de los campos alicantinos.

Tampoco se libraron de la censura socialista, la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas y el concejal de Agricultura, Enrique Montalbán, que´se abstuvo en el Consejo del Agua, «ambos callan» señaló el secretario de organización, Fernando Pascual, tras recordar que el ayuntamiento de Alzira había aprobado, por unanimidad, una moción mediante la que el consistorio solicitó «la concesión en propiedad» del agua del Xúquer para el abastecimiento humano.

Riberaexpress

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here