Dos veïns de Sellent detesos per intentar gravar el plenari

0
361

Dos vecinos de Sellent han acabado detenidos por la Guardia Civil y puestos a disposición judicial después de intentar grabar un pleno del ayuntamiento de esta localidad. La sesión acabó suspendida después de que el alcalde requiriera la presencia de los agentes. Ayer por la noche se retomó el pleno, en medio de una inusitada expectación en un municipio de 415 habitantes, pero de nuevo fue suspendido después de que el alcalde, Vicent Monar, del PP, advirtiera otra vez al vecino y a su pareja, que insisten en su derecho a grabar los plenos, de que no estaban autorizados a tomar imágenes.

Los hechos que acabaron con José M. Giménez y su mujer ante la Guardia Civil se remontan a un pleno anterior. En la denuncia, en poder de este diario, se señala que a las 21.32 del 13 de febrero, el vecino y su pareja fueron puestos en libertad e informados de que quedaban a disposición del juzgado de Alzira «después de permanecer dos horas privado de libertad», asegura Giménez. Ambos fueron citados para un juicio rápido, que ha quedado suspendido porque el abogado del vecino de Sellent ha pedido varios testigos.

Giménez mantiene que tiene derecho a grabar las sesiones porque tratan puntos que le afectan. De hecho, considera que el alcalde no hace lo suficiente para que la zona en la que reside, las afueras del municipio, tenga servicios básicos, como alumbrado público, agua potable o desagüe y dice que siempre se ha dirigido con educación tanto a Monar como a la Guardia Civil. El vecino añade que su critica es a la gestión del alcalde por cuestiones como que el hogar del jubilado permaneciera cuatro años abierto sin licencia, sostiene.
«Increparon y chulearon»

Sin embargo, el alcalde dice que «increparon y chulearon» a la Guardia Civil y aunque dejaron de grabar no hacían más que gestos de burla hacia él. «Por eso al final decidí que abandonaran el pleno porque obstaculizaban su desarrollo». El alcalde subraya que los dos vecinos no fueron detenidos por grabar el pleno, sino porque la Guardia Civil les llamó a declarar y se negaron a acudir tras causar «problemas» en el Ayuntamiento de Sellent. En cambio, el vecino alega que no acudió al cuartel de Càrcer porque no tenía vehículo para desplazarse.

Carlos Alós / Levante-EMV
 
anapixel

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here