La pilota li farà un merescut homenatge a Ferrer II este dilluns a Alzira

1
576

La afición a la pilota se apresta a despedir con un emotivo homenaje a Jesús Rodríguez Ferrer, conocido popularmente como Ferrer II, que durante muchas décadas ha sido uno de los referentes de este deporte a nivel de trinqueter. Una faceta que ha desarrollado a lo largo de más de medio siglo, en las comarcas de La Ribera, La Safor y La Marina, al tiempo que fue también un destacado jugador profesional hasta cumplir los 40 años.

Val Net es la promotora del homenaje que en su honor se realizará el próximo lunes en el trinquet de Alzira, localidad en la que reside el agasajado, y donde se disputará un festival con dos partidas de escala i corda, a base de primeras figuras. Un portavoz de la organización manifiesta que «Val Net quiere reconocer la importante labor desarrollada por Ferrer II, un ejemplo de trinqueter para nosotros. Y como hicimos hace poco en Guadassuar con Enriquito, ahora queremos brindarle un merecido homenaje que pensamos extender a otros importantes referentes de la pilota que se lo merecen».

Los aficionados más veteranos, de forma particular, recuerdan que Ferrer II se consagró como jugador a nivel profesional en 1964, cuando conquistó, en pareja con Ruiz, el denominado entonces Campeonato de España de la modalidad. Ferrer II evoca con nostalgia aquel torneo: «Fue muy importante para consolidarme como jugador. Ruiz era el mejor como mitger, sin duda, y a mí me salieron bien las cosas, por lo que hicimos un excelente campeonato que nos valió el triunfo ante rivales tan consagrados como Rovellet y Machí, que era el equipo de Pelayo; Soro y Gat I, que jugaban por Gandía; o Llopis y Xato de Museros que lo hacían por Sueca, aparte de otros».

´Pique´ con Ferreret
Como consecuencia de este torneo, Ferreret, famoso escaleter de Museros, se ´picó´ con Ferrer II, circunstancia que aprovechó el trinqueter de Sueca, Pascual Vinyoles, para hacer una partida con tintes de desafío, en la que Ferreret formaba pareja con su paisano Ruiz, contra Ferrer II y el Xato de Carlet. «El trinquet estaba lleno, hubo muchas apuestas y les ganamos. Era un trinquet que me iba bien y aunque no tenía la clase de otros restos de la época -reconoce-, tenía buen golpeo. Y el Xato de Carlet era muy bueno».

Atrás quedaron los inicios del joven Ferrer II, de la mano de su padre, Ferrer de Miramar, gran jugador aficionado. Ambos jugaron un desafío contra Suret, padre e hijo. Tenía 16 años. «Suret I y yo jugamos bastante al principio. Recuerdo que fuimos a l´Olleria, por fiestas, y estuvimos allí jugando tres días. Nos daban la manutención y 20 o 30 duros a cada uno al final», comenta.

Jugó contra las figuras
Después vino la época de su presentación en Pelayo. «Yo iba con mi padre -recuerda- y jugué contra un afamado aficionado llamado El Villar. Le gusté al intendente de Pelayo, José Selfa, y a partir de ahí me ponía en la segunda partida, que a veces se jugaba a tres juegos por falta de luz». En aquella época alternaba con Mora II de Moncada y Oliver de Benissanó, entre otros pilotaris destacados.

Durante más de veinte años se midió a los mejores restos de la época: Rovellet, Eusebio, Soro, Suret I, Llopis, Enrique II… y hasta jugó contra Genovés en los primeros tiempos de éste. «A los 40 años „dice„ colgué los guantes y me dediqué exclusivamente de trinqueter, que me era más rentable, aunque guardo muy buenos recuerdos de mi época como jugador».

Entonces, como su padre era trinqueter en Carcaixent, junto al abuelo de Dani Ribera, Ferrer II tomó el relevo de su progenitor, al tiempo que iba asumiento la responsabilidad de ser intendente y marxador en otros trinquetes, especialmente en Sueca y La Vall de Tavernes, donde más años estuvo.

«Mi padre -añade- llevó los trinquetes viejos de Benissa y Pedreguer. Luego yo llevé los nuevos en estos pueblos. También estuvo mi padre en Ondara, Alginet, Alberic y Villanueva de Castellón, donde hacía partidas de raspall y al alt».

Ferrer II también ejerció como marxador en las localidades de Alzira, Benidorm, Castalla, Ondara, Gata, Castalla y Guadassuar, entre otras.
De todas estas plazas, sin duda, fue La Vall de Tavernes la más recordada para él. «Allí -afirma- asumí la responsabilidad total junto con Manolete (exjugador y empresario ya fallecido) al morir su padre y fue una época de la que guardo un gran recuerdo. Como también estuve muy a gusto en Sueca, donde viví una partida especial por la expectación generada y por un problema que tuve que resolver para que se jugara».
Se enfrentaban Eusebio, Xatet II y Machí contra Llopis y Genovés. El hecho de que jugaran dos restos juntos era un atractivo especial y el lleno fue total. Pero a la hora de comenzar hubo una polémica que hizo peligrar el espectáculo. «Eusebio -señala- dijo que Genovés debía salir de la cuerda en cada quinze. Y como no se había pactado nada, la otra parte no estaba conforme. Viendo el cariz que tomaba aquello y con Eusebio en tono amenazante de no jugar y con muchas apuestas ya cerradas, les hice salir y les dije que confiaran en mí. Al final canté la partida con la condición de que Genovés retrocedía desde el cinco y así sus rivales se conformaron. Luego, creo que ganó la pareja, pero se vivieron momentos muy tensos y la papeleta no era fácil para el trinqueter». En general, cree que «es más difícil la faceta de jugador que la de trinqueter, aunque yo tuve el gran apoyo de mi padre para emprender ambas y eso muy importante».

Genovés, el mejor
Y en cuanto al mejor jugador que haya visto dice que «sin duda, Genovés, por sus portentosas cualidades físicas. Ahora bien, como jugador que sabía siempre donde tiraba la pelota, Juliet d´Alginet. Y como elegancia y saber jugar, Rovellet, aunque siempre le faltó más motivación. Eusebio, también gran figura, ganaba más partidas que nadie». Y en cuanto a mitgers señala a Xato de Carlet y Ruiz, como los mejores, aunque ha habido muchos más muy buenos, como Xatet II, que tenía un sello especial para llevar siempre la pelota bien jugada por dentro y de forma que el rival no la podía restar fácilmente. Pero yo admiraba mucho a su padre, el Xato de Carlet».

Y respecto al homenaje manifiesta estar «muy contento y reconocido a Val Net por acordarse de mí ya que nunca he recibido ningún homenaje. Este detalle me honra y agradezco a todos los que participen su colaboración. E invito a la afición a que acuda al trinquet de Alzira el día 13 para poder despedirme de los que acudan. A todos los demás les saludo efusivamente a través de este periódico».

Duelo de ases en el festival del lunes
El festival en homenaje a Ferrer II acogerá, a partir de las 16,45 horas, en el trinquet de Alzira, el próximo lunes día 13, dos partidas. Y según informa Val Net, en los carteles compuestos para la ocasión se anuncia la novedad de la reaparición del punter Tino, que formará pareja con Pedro para medirse a Cervera y Canari. Un duelo de restos veteranos que servirá de prólogo para el cartel estelar en el que los aficionados podrán ver en acción a dos primerísimas figuras, como Soro III, campeón individual, y Dani, el mitger más valorado del escalafón, contra un potente trío: Genovés II, Raúl y Tomás II. Sin duda, un duelo muy atractivo que puede hacer las delicias de los aficionados en el nuevo y majestuoso trinquet de Alzira, donde se espera con expectación tan merecido homenaje.

Superdeporte

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here