El ministro Montoro asume las deudas que el Plan Confianza dejó a los municipios

0
390
Museu de la Mel del Pla Confiança

Buena parte de la deuda municipal que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha obligado esta semana a asumir a la Generalitat, por valor de unos cuatro millones de euros, procede de facturas impagadas del Plan Confianza que el expresidente de la Generalitat Francisco Camps anunció en enero de 2009 y que pretendía poner en marcha obra pública para atajar la crisis. Aquella decisión de Camps dejó entrampados a numerosos ayuntamientos, especialmente municipios de menos de diez mil habitantes.

Más de 500.000 € para Montroi

Es el caso de Montroi que, con 2.902 habitantes, tenía pendientes de liquidar facturas por valor de 566.715 euros, de los que unos 540.000 proceden del plan Confianza casi cinco años después de que se pusiera en marcha. En concreto, se trata de facturas de la construcción del edificio multiusos, en el que se instala el museo de Fivamel y otros servicios públicos. El alcalde de Montroi, Antonio Polo, del PSOE, explicó ayer que la cantidad adeudada por la Generalitat con Montroi alcanza el millón de euros desde hace más de tres años porque tienen pendiente de cobrar subvenciones de la Conselleria de Agricultura que no se han abonado, así como otras por la celebración de la feria de la miel, Fivamel. Ese millón de euros supone casi la mitad del presupuesto del municipio. Polo aseguró, respecto a los 566.715 euros que asume la Generalitat, que el ayuntamiento «sabe que esa deuda pasa a la Generalitat, pero no a qué partidas se aplicará; es dinero que ellos nos deben a nosotros, que en vez de pagarlo directamente a nosotros lo pagan a los proveedores», señaló Polo.
Montroi no es el único municipio en esta situación porque el plan Confianza de Camps dejó un reguero de impagados en muchos pueblos pequeños que se aventuraron a abonar facturas por aquellos años con la esperanza de que el Consell las liquidara . Polo aseguró que se ha podido cobrar finalmente «porque teníamos facturas legales y en condiciones porque hay muchos pueblos a los que el Consell debía dinero y no han podido hacerlo porque si la factura no está registrada durante un período de tiempo determinado no se podía incluir en el plan de pagos».

Carcaixent 1,3 millones y Cullera 1,6

La Generalitat también asume deuda por valor de cuatro millones de euros de Alcàntera de Xúquer, 34.714 euros; Carcaixent 1,3 millones; Cotes, 36.949 euros; Cullera, 1,6 millones, l’Ènova, 72.971; Guadassuar, 39.961; Llaurí, 83.852; Rafelguaraf, 78.896; Sant Joanet, 55.277, Sellent, 26.305; Senyera, 3.867 y Tous, 56.805.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here