El cementerio de Turís luce una escultura de Ricard de Villanova donada por el autor

0
497

El cementerio municipal de Turís presenta una serie de mejoras destinadas a facilitar la información y la orientación del público que visite el Campo Santo.
En ambas entradas al recinto se han instalado dos planos donde están perfectamente indicadas cada una de las calles y bloques que conforman el entramado del mismo. Una información que se complementa con la colocación de carteles identificativos con los nombres de las calles a los que en el futuro se sumará la numeración de las columnas de nichos.
En la misma línea, y para ordenar todo lo referente a las instalaciones y la gestión del cementerio municipal, el ayuntamiento ha elaborado y aprobado un censo administrativo, que actualiza la base de datos existente, fruto de un año de trabajo. Durante este tiempo ha sido masiva la recepción en las oficinas del consistorio de los vecinos, los cuales han aportado la documentación necesaria.
El censo permanecerá expuesto al público durante treinta días para su consulta y realización de las alegaciones que estimen pertinentes.
Siguiendo los trámites administrativos el censo se publicará en el BOP, Ayuntamiento y cementerio. Finalizados dichos trámites se facilitarán las concesiones administrativas a los propietarios de los nichos.
La Alcaldesa, Pilar Lozano, ha explicado con claridad que con esta medida “no se pretende recaudar sino regular y tener un control de la situación consiguiendo además legalizar muchos nichos que hasta ahora no lo estaban”. Se trata del primer censo oficial que ha tenido el cementerio municipal de Turís.
Estructura artística
También se ha inaugurado una estructura artística instalada frente a una de las entradas al cementerio municipal y que ha sido fruto de la donación realizada por Ricard de Villanova i Lozano, conocido popularmente en la localidad como el Majharí.
La obra, diseñada también por el Majharí, viene a representar las líneas de la vida de diferentes personas cuyo fin común es la muerte.
Así, está representada la madre que sufre en el embarazo pero que se recupera hasta el fin de sus días; el padre que tiene problemas de salud pero que también logra superar; la vida de un niño que la enfermedad interrumpe de manera abrupta; y finalmente la vida del anciano que muere tras una vida larga, próspera y feliz y a través de la cual el autor pretende recordar al querido Emilio “Cegueta”. El ataúd y el nicho son el poste central al que van a parar todas estas líneas vitales.
El acto de inauguración de la escultura contó con una notable asistencia de público y Ricard de Villanova estuvo especialmente arropado por familiares y amigos que quisieron estar presentes en un momento tan importante para el autor.
También asistieron las autoridades locales con la Alcaldesa, Pilar Lozano, al frente, la cual no dudó en agradecer al Majharí “su generosidad para con el municipio. Además nos muestra una faceta suya que desconocíamos, ya que hasta ahora estábamos más habituados a las poesías que se publican en los libros de fiestas o en otras publicaciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here