Respeto en Alzira / Javier Giménez

0
793

Respeto es la palabra que si algunos ciudadanos se aplicaran, muchos enfrentamientos y denuncias no se producirían.

Respeto es la palabra, que el Ayuntamiento de Alzira debería de aplicar en su sentido común cuando, realizan, aprueban y votan las Ordenanzas Municipales.

Respeto es la palabra que todo ciudadano debería de aplicarse a la hora de realizar una acción, ilegal, molesta y contraria a la convivencia.

Hace unos meses, se presento escrito en el Ayuntamiento de Alzira, denunciando que, un perro de los que se pueden denominar de raza peligrosa, se paseaba con sus dueños por la zona protegida en Alzira, denominada la Vila y realizaba sus necesidades en fachadas protegidas.

Consecuencia de esto, se realizaron varias fotos de la presencia del animal con sus dueños donde se acreditaba juntos con testigos de los hechos narrados. Asimismo juntos con las pruebas y domicilio del infractor, se presentó escrito en el Ayuntamiento de Alzira, indicando que según la normativa donde se prohíbe que los perros realicen sus necesidades en la vía pública, pusieran los medios necesarios y las sanciones pertinentes a fin de disuadir al dueño del perro infractor.

Posterior a la presentación del escrito y viendo que no había respuesta, mantuve conversaciones con los responsables de tal área, uno de ellos me manifestó, que, habían identificado al dueño del perro y que iban a comunicarle que no volviera a realizar tal infracción, pero que según la ordenanza aprobada por el Ayuntamiento de Alzira, quizás la sanción no podría realizarse si no se encontraba un policía presente en el acto de la infracción.
Ante tales ordenanzas o quizás el responsable que me las comunico las interpretaba a su buen hacer, me quede totalmente anonadado, pues me estaba diciendo que habían aprobado unas Ordenanzas para que los INFRACTORES no fueren sancionados, “es decir, que ello equivaldría en un ejemplo que voy a manifestar, que, si un ladrón roba, se denuncia el robo con testigos y fotos, el ladrón no puede ser sancionado si la policía no se encuentra presente en el acto del robo.”

Si señores como lo leen, las Ordenanzas Municipales aprobadas por mayoría absoluta, respecto a las deposiciones de los animales, son una verdadera barbaridad de la incongruencia y el buen hacer, son una temeridad, contraria a las buenas costumbres, contraria a la convivencia, contraria a las Leyes Nacionales y contraria y nuestra querida Constitución.

En consecuencia con los nuevos actos de dicho perro con su dueños el cual le molesto que el Ayuntamiento le indicara que no volviera a realizar deposiciones en la Vila y más en un domicilio concreto, se ha tenido que interponer DEMANDA JUDICIAL, en los Juzgados de Alzira, contra EL DUEÑO DEL PERRO y EL AYUNTAMIENTO, por la infracción y coacción y por dicha norma tan absurda que afecta a miles de ciudadanos de nuestra ciudad.

Mis hijos son amantes de los perros, es más son dueños de perros de varias razas, entre ellas pastores alemanes, los cuales viven en zonas rurales, yo amo a los perros y en modo alguno deseo ni quiero que se le haga daño a ningún animal, pero también soy consciente que hay personas que no les gustan los animales y no tienen porque limpiar las mierdas de otros.

Por ello el articulo se denomina RESPETO si pensáramos en respetar a los demás en cualquier acto que no quisiéramos para nosotros, muchas circunstancias no sucederían, solo con tener un poco de sentido común, “lo que no quiero para mi, no lo quiero para los demás”.

El primero que debe de tener RESPETO por los Ciudadanos, es el propio Ayuntamiento, y las Ordenanzas no pueden ser prácticamente imposibles de ejecutar, pues de lo contrario es como si las mismas se aprobaran solo de cara a la galería.

Javier Giménez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here