Tres de los diez helados más vendidos en Reino Unido proceden de Alzira

1
595

Al entrar en la fábrica de Ice Cream Factory Comaker (ICFC) en Alzira hay un gran panel, que ocupa más o menos el tamaño de una persona de cintura para arriba, con una rueda de cuatro colores en la que se ven las diversas áreas de gestión de la empresa, con los objetivos por meses y el grado de consecución. «Ningún trabajador puede decir que no sabe cómo va la empresa», señala Guillermo Lamfus, director general, que ha implantado este año este sistema para implicar a todos los trabajadores.

74 millones de facturación

ICFC es uno de los líderes españoles en la fabricación de helados. Facturó el año pasado 74 millones de euros -en 2013 espera rozar los cien millones- y el 60% de sus ventas se realizan en el exterior. «Tres de los diez helados que más se venden en Reino Unido son nuestros», aseguran. Y esto se debe a que es el fabricante de la marca de distribución -entre otros más de 40 clientes- para la cadena de supermercados Tesco. En este momento, éste es su fuerte, pero sus planes van más allá. ICFC es heredera de la antigua Avidesa, después de varios cambios accionariales que la llevaron a manos de Nestlé, posteriormente a la familia Lamfsus (el padre del actual director general, que era el primer ejecutivo en la etapa Nestlé), y hace tres años dio entrada al capital riesgo con Portobello, que posee el 83%.

Los Lamfsus siguen llevando la gestión. Guillermo padre sigue presente, aunque el día a día lo llevan sus tres hijos: Guillermo, Pablo y Alicia. Guillermo Lamfsus asegura que está desarrollando un cuerpo de gestión empresarial tomando ideas de otras empresas, de cualquier sector, aunque parece que la distribución es uno de sus referentes. «La idea de la rueda con los objetivos y el grado de cumplimiento la vimos en Tesco», explica Lamfsus. Y aunque no sea su cliente, también ha decidido mirar a Mercadona a la hora de establecer su modelo de gestión, que basa en los mismos cinco pilares que la cadena de Juan Roig: los clientes, los trabajadores, los proveedores, la sociedad y el capital. «Tenemos que mantener equilibrados los componentes de nuestra empresa. Podemos decir que es el modelo de Mercadona, pero también es el de Ikea, Toyota o Wal-Mart. Hay que copiar y adaptar», explica Lamfsus. Otra de sus máximas es que «el proveedor es una fuente de competitividad. Vendemos productos de alta rotación, y aquí, o eres muy rápido o estas fuera. Tienes que ser muy rápido de puertas para atrás».

Y entre sus planes, está también marcar las tendencias. El 85% de sus ventas van a marca de distribución, pero ha lanzado una marca propia, e-Choc, para innovar en helados de chocolate de gama media-alta. Además, «en tres años habrá una marca de distribución premium potente en España y ahí estaremos nosotros», aventura Lamfsus. La empresa en cifras Ventas: En 2012 fueron 74 millones de euros y la previsión para este ejercicio es rozar los cien millones.

La factoría de ICE CREAM en Alzira

Producto: El 85% de su negocio se dirige a los helados para las marcas de distribución, donde tiene 42 clientes. Exportación: El 60% de sus ventas se realizan en los mercados internacionales. Empleo: Actualmente, tiene una plantilla de 546 trabajadores, frente a los 233 que tenía hace diez años. Aprovisionamientos: El 46% de las materias primas, envases y embalajes de ICFC provienen de la Comunidad Valenciana, y el 30%, del resto de España.

Expansion

1 Comentario

  1. pues a ver si espavila el de los polos y les pone las pilas a los que cargan… porque tardamos de media 2 horas desde que llegamos a los muelles asta que salimos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here