Agua salada, hielo y pomada para curar las heridas de las medusas

0
637

Médicos del Departamento de Salud del Hospital Universitario de La Ribera recomiendan lavar con suero u agua salada y tapar durante varios días, las heridas producidas por medusas, con el fin de evitar su infección y favorecer su curación.

Con la llegada de las altas temperaturas es frecuente ver en las costas de la Comunitat Valenciana este tipo de organismo marino, que posee unos tentáculos dotados de un líquido urticante que utiliza como defensa. Según ha destacado el Dr. Vicente Palop, subdirector médico asistencial del Departamento de Salud de La Ribera, “a diferencia de lo que suele creerse, las medusas no pican ni muerden, sino que basta con que rocen con sus tentáculos para producir heridas que provocan dolor y sensación de ardor en quien las sufre”.

Según el Dr. Palop, “estas heridas suelen ser de carácter leve y no pasan más allá de una molestia temporal, si bien pueden generar complicaciones en personas más sensibles al veneno de las medusas o en las que el roce se ha producido en determinadas partes del cuerpo, como los ojos, la boca o el cuello”.

En cualquier caso, los médicos del Departamento de Salud de La Ribera recomiendan que, si se produce una herida por medusa, se limpie cuidadosamente la zona afectada con suero o, en su defecto, con agua de mar, “evitando utilizar agua dulce, que podría reactivar el tóxico del animal”.

Asimismo, hay que evitar tocar los tentáculos que la medusa hubiera podido dejar sobre la piel, “ya que la infección se extendería a las manos”. Una vez limpia, hay que poner frío sobre la herida, en forma de compresas frías o cubitos de hielo envueltos en un paño, “no más de cinco minutos”.

Además, hay que aplicar una pomada con cortisona y tapar la herida con una gasa, “manteniéndola aislada del agua y del sol durante dos o tres días”. Nunca hay que usar cremas con antihistamínico, ya que esto puede aumentar la hinchazón.

Según el Dr. Palop, “éste es un error muy común, junto con otros como el de aplicar vinagre o lavar la herida con orina, remedios caseros muy extendidos pero que pueden provocar que se extienda la lesión producida por la medusa”.

En caso de que el escozor persista o crezca la inflamación, “lo mejor es acudir a un centro médico para recibir la asistencia sanitaria”, ha afirmado el Dr. Palop.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here