Los GOES de la Policía Nacional detienen al padre de un niño rumano que utilizaba para obligar a su madre a prostituirse

0
1006
Efectius de les GOES

Varios efectivos del Grupo de Operaciones Especiales de la Comunitat Valenciana, más conocidos como los GOES, recataron a un niño de 7 años y detuvieron en la pasada madrugada a dos hombres de nacionalidad rumana que residían en el número 14 de la calle Colón de Alzira.

Según fuentes policiales, uno de los detenidos es el propio padre del menor al que había denunciado su propia mujer, también de nacionalidad rumana, porque «lo utilizaba» para «obligarla a seguir ejerciendo la prostitución».

Los hechos ocurrieron entre las 4 y las 5 de la pasada madrugada en la que los GOES cortaron el tráfico de la calle Colón y protegidos con pasamontañas irrumpieron en el domicilio donde se hallaba el detenido con su propio hijo.

La investigación del caso la ha llevado a cabo a cabo la UCRIF, (Unidad Central de Redes de Inmigración y Falsedades Documentales) de la Policía Nacional.

El pequeño estaba retenido en condiciones infrahumanas y bajo amenazas de muerte. Dormía en el suelo sobre una alfombra, y los secuestradores le dieron un pequeño cojín para que reclinara sobre él la cabeza, según informaron fuentes jurídicas. La madre del menor recibió una brutal paliza por negarse a prostituirse. Después, el proxeneta secuestró al niño para doblegar a la mujer y lo trasladó a una vivienda de Alzira.

La Policía Nacional se hizo cargo de las investigaciones tras denunciar una persona el secuestro en el cuartel de la Guardia Civil de Alfafar. Una vez que localizaron la casa donde podría estar retenido el niño rumano, la policía montó un operativo en la madrugada de ayer para liberar al menor. El asalto a la vivienda se produjo sobre las cuatro de la madrugada, según los vecinos del céntrico barrio de Alzira. Los policías irrumpieron en la primera planta de la casa tras rodear el inmueble.

Además del Grupo de Operaciones Especiales de Seguridad, en la operación participaron agentes de la Unidad Territorial Operativa de Extranjería y Fronteras de Valencia y de la comisaría de Alzira. Los dos individuos que se encontraban en la casa fueron detenidos por un delito de secuestro, según informaron las mismas fuentes judiciales. Tras leerle sus derechos, los policías trasladaron a los dos hombres al complejo policial de Zapadores en Valencia, y luego informaron de la liberación del niño a su madre y la Fiscalía de Menores. La Policía Nacional continúa las investigaciones para detener a un tercer individuo implicado en el secuestro.

Riberaexpress / Las Provincias

Domicili dels fets / foto: Ana Vicente (Las Provincias)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here